Trump suspende las negociaciones de paz con los talibán

Trump suspende las negociaciones de paz con los talibán

Donald Trump, presidente estadounidense, ha informado que suspende las negociaciones de paz con los talibán, puesto que el grupo insurgente ha reconocido su participación de un atentado en Kabul que se saldó con la vida de trece personas, entre ellas, un soldado de EEUU., según ha informado Europa Press.

“Sin que casi nadie lo supiera, los principales líderes talibán y, por separado, el presidente de Afganistán, iban a reunirse conmigo en secreto este domingo en Camp David. Después de que admitiesen que estaban detrás del ataque en Kabul que mató a uno de nuestros grandes soldados y a otras 11 personas, he cancelado inmediatamente la reunión y las negociaciones de paz”, ha dicho Trump a través de Twitter.

“¿Qué clase de gente mataría a tantas personas para aparentemente fortalecer su posición de negociación? Así no lo han conseguido, ¡sólo han empeorado la situación! Si no pueden acordar un alto el fuego durante estas importantes conversaciones de paz, e incluso han sido capaces de matar a 12 personas inocentes, entonces probablemente no tengan el poder necesario para negociar un acuerdo significativo. ¿Cuántas décadas más están dispuestos a luchar?”, ha apuntado.

El general Kenneth McKenzie, comandante del Comando Central (CENTCOM) de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, avisó que el repunte de los actos de los talibán “no ayuda” para el proceso de negociación de paz abierto por Washington.

“No ayuda para nada en este momento de la historia de Afganistán que los talibán hayan recurrido más a la violencia”, dijo McKenzie en Pakistán en el desarrollo de un acto con periodistas.

Según McKenzie es preciso que  “todas las partes se comprometan para un acuerdo político” y, con ello, exista menos violencia. “Si no conseguimos que avance, será más difícil que las partes puedan cumplir los términos del acuerdo, sean los que sean”, señaló.

Precisamente, los talibán han perpetrado dos atentados suicidas en Kabul y han lanzado una ofensiva contra Kunduz, lo que ha originado la ruptura de las negociaciones.

El borrador del acuerdo recogía la retirada de militares de EEUU y, a cambio, Afganistán no se convertiría en refugio de Al Qaeda, Estado Islámico u otra cualquier organización que pueda atacar a EEUU o a cualquiera de sus aliados.

En cambio, un acuerdo de paz definitiva conllevaría conversaciones  “intra afganas”. Los talibán, para mostrar su desacuerdo con un alto al fuego, han intensificado sus acciones en el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *