Trump explota su presunta enfermedad para hacer campaña

Trump explota su presunta enfermedad para hacer campaña

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, abandonó ayer domingo las instalaciones militares en las que está siendo atendido, tras haber dado positivo por coronavirus, para saludar, desde dentro de un vehículo, a sus seguidores.

El hecho pasa por ser una irresponsabilidad mayúscula de alguien, que, o bien sigue sin creerse la pandemia, o piensa que aquellos a quien contagie tendrán sus mismos privilegios.

O también, puestos a pensar mal, puede que todo haya sido una artimaña electoral del presidente Trump, para salir más reforzado en su campaña electoral contra Joe Biden.

El caso, es que desde su ingreso en hospital militar Red Walter, de Bethesda (Maryland), Trump, ha aparecido en dos ocasiones.

La primera de ellas desde un despacho, que poco tenía que ver con una habitación de hospital. La segunda, montado en un vehículo, saludando a sus “grandes patriotas”, que esperaban acontecimientos, a la puerta del centro sanitario militar. Además, también ordenó repartir pizzas a todos los congregados.

Buen aspecto el de Trump

En ambas imágenes, su estado de salud era bueno, y no pareciera que tuviera signos de asfixia al hablar. Su aspecto era el que estamos acostumbrados a ver.

El presidente estadounidense, ha asegurado, haber “aprendido mucho” acerca del coronavirus, ya que ha sido como estar en “el auténtico colegio”.

El equipo médico de Trump ha informado de que está en espera de recibir el alta médica. El doctor Bryan Garibaldi ha explicado que se le suministró una segunda dosis del antiviral Remdesivir el pasado sábado y que se sentía bien.

“De seguir así las cosas, lo mas probable es que se le dé el alta, y continúe el tratamiento en la Casa Blanca”, sentencio Garibaldi.

Los médicos están suministrando a Trump, el corticoesteroide Dexametasona y el antiviral Remdesivir intravenoso. De momento, desde la Casa Blanca, afirman que Trump, aún no está “en el camino de una recuperación plena”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.