Trump denuncia que le quieren “robar las elecciones”

Trump denuncia que le quieren “robar las elecciones”

Se da por seguro que Donald Trump, todavía presidente de Estados Unidos, intentará evitar que termine el recuento de las elecciones presidenciales celebradas ayer en el país. No sólo porque viene denunciando fraude electoral, sino que desde la Casa Blanca ha anunciado que pedirá al tribunal supremo que suspenda el escrutinio.

Además, se autoproclamó vencedor de las presidenciales. “Francamente, hemos ganado estas elecciones”, proclamó dirigiéndose a sus seguidores. Según Trump, mantener el escrutinio de votos “es un gran fraude para nuestro país”.

“Vamos a ir al Tribunal Supremo y a pedir que todo el voto termine. No queremos que encuentre votos a las cuatro de la mañana y los añadan a la lista, ¿okay?”. Lo excusó “para mantener la integridad” del proceso electoral. “En lo que a mí concierne, ya hemos ganado”, zanjó.

La mayor democracia del mundo está en peligro con un presidente que no está dispuesto a aceptar su derrota electoral si al final se produce. Con todo, el recuento de votos continúa en Estados Unidos.

En Carolina del Norte, Georgia, Nevada y Pennsylvania todavía no hay ganador. Al cierre de estas líneas, Biden ya tiene asegurados 264 compromisarios, por los 214 de Trump.

Trump va en cabeza en tres de los estados sin decidir

Los 6 que supondrían ganar en Nevada, donde va en cabeza, son suficientes para que el candidato demócrata se alce con la victoria. Serían 270 de los 270 que necesita.

EEl actual inquilino de la Casa Blanca no podría hacerse con los necesarios para reeditar su mandato. Las diferencias en porcentaje son pequeñas.

El demócrata ha congregado, por el momento, más de 71,2 millones de votos, cuatro millones más que los 68,1 millones que ha logrado el republicano.

Así las cosas, el equipo de Biden ha avanzado que sus servicios jurídicos están “listos para actuar” si el republicano insiste en parar el recuento.

Jen O’Malley Dillon, directora de campaña del candidato demócrata, ha señalado en un comunicado que “si el presidente hace efectiva su amenaza de ir a los tribunales para impedir el recuento de votos, tenemos a nuestros equipos legales listos para actuar”.

Biden mantiene la fe en su victoria

Por su lado, Biden, desde Wilmington (Delaware), manifestó una opinión completamente opuesta a la de Trump. Mantiene la fe en que resultará ganador.

“Se va a tardar en contar los votos, pero vamos a ganar en Pensilvania. Tenemos que ser pacientes para que acabe el recuento. Seguimos en la pelea en Georgia. Nos sentimos muy bien sobre Wisconsin y Michigan. Creemos que estamos en el camino de la victoria. Vamos a ganar. Mantengo la fe”, proclamó.

Y es que el escrutinio “puede llevar tiempo” en Michigan y Wisconsin, explicó, sobre todo por el retraso acumulado en Pensilvania.

Entretanto, tras varias horas de silencio, el candidato republicano escribió en Twitter. “Vamos muy por encima, pero nos están intentando ROBAR la elección. Nunca les dejaremos que lo hagan. ¡No se pueden emitir votos después de que las urnas estén cerradas!”, lanzó.

Acostumbrado a sus fake, Trump debió pensar que su mensaje colaría. En cambio, el propio Twitter, al poco, calificó el tweet del presidente como potencialmente “engañoso”.

Quedan horas, tal vez días, de enorme incertidumbre, ante lo cual, Biden ha llamado también en esa red social a “mantener la fe”. “Vamos a ganar esto”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.