Trump convierte Kodak en una farmacéutica

Trump convierte Kodak en una farmacéutica

Kodak, la compañía estadounidense fabricante de equipamientos fotográficos, empezará a fabricar medicamentos. Es el acuerdo al que ha llegado la Administración Trump después de aplicar la Ley de Producción de Defensa.

El presidente estadounidense activó esta norma, que data de la Guerra Fría, a finales de marzo y le otorga “poderes de guerra”. El objetivo es acelerar la producción de suministros médicos en la lucha contra la Covid-19.

El propio Donald Trump ha anunciado en rueda de prensa desde la Casa Blanca el acuerdo alcanzado con Kodak. En consecuencia, la ley le permitirá conceder un préstamo de unos 653 millones de euros al fabricante de componentes fotográficos.

“Con este acuerdo, mi Administración está haciendo uso de la Ley de Producción de Defensa para proporcionar un préstamo de 765 millones de dólares para apoyar el lanzamiento de productos farmacéuticos de Kodak”.

El histórico fabricante de equipamiento fotográfico producirá a partir de ahora activos farmacéuticos genéricos. Para ello, utilizará “técnicas de manufactura avanzadas”, pero, dijo, protegiendo el “medio ambiente”.

“Usando técnicas de manufactura avanzadas, Kodak también hará los materiales de partida clave, que son los componentes básicos de muchos medicamentos, de una manera que sea a la vez competitiva en cuanto a costes e inocua para el medio ambiente”, explicó el mandatario.

Para Trump, este acuerdo es “uno de los más importantes en la historia de la industria farmacéutica de Estados Unidos”. Admite que para Kodak es “un campo diferente”.

El territorio estadounidense es el mayor foco de contagios de coronavirus del mundo con cerca de 4,5 millones de casos y cerca de las 150.000 muertes.

Las acciones de Kodak triplicaron su valor

Las reacciones en el terreno económico no se han hecho esperar y las acciones de la compañía fotográfica se triplicaban en la Bolsa de Nueva York. Por tanto, ya se considera el mejor día de su historia bursátil.

Con la aparición de las cámaras digitales, el valor de Kodak se desplomó un 90%, hasta el punto de que se declaró en bancarrota en enero de 2012. Tuvieron que pasar casi dos años para abandonar el proceso de quiebra y reorganizarse. Centró sus servicios en tecnologías de impresión digital de alta velocidad y en el envasado flexible de bienes de consumo.

Ahora, con estos 765 millones de dólares, el antiguo líder de equipamientos fotográficos ampliará sus instalaciones de Rochester, Nueva York y Sant Paul. Bajo la marca Kodak Pharmaceuticals, creará 360 puestos de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.