Trump contra las importaciones de coches

Trump contra las importaciones de coches

Se abre una investigación de seguridad nacional.
Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, lanzó ayer una investigación de seguridad nacional acerca de las importaciones de automóviles y camiones que podría desembocar en la imposición de aranceles por parte de este país parecidos a los aplicados en marzo sobre el acero y el aluminio. En concreto, se investiga si las importaciones de vehículos y piezas de estos amenazan a su industria y a su capacidad para desarrollar investigaciones y nuevas tecnologías avanzadas. “Hay pruebas que sugieren que, durante décadas, las importaciones del extranjero han socavado a nuestra industria automotriz local”, ha indicado Wilbur Ross, secretario de Comercio, a través de un comunicado, y avanzó que la investigación será “detallada, justa y transparente”, amparada en la Sección 232 de la Ley de Expansión de Comercio de 1962.
Se abre un nuevo frente en el proteccionismo estadounidense, que pretende recuperar empleos del sector manufacturero que se habrían perdido frente a competidores extranjeros. También intenta renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, TLCAN, para impulsar la producción automotriz en el país norteamericano. Así, el Departamento de Comercio dice que la investigación demostrara o no si la producción doméstica ha hecho más débil la economía interna de Estados Unidos así como su capacidad para desarrollar sistemas conectados de vehículos como automóviles autónomos, celdas de combustible, motores eléctricos y baterías, además de procesos avanzados de manufactura. A través de otro comunicado, el presidente estadounidense ha subrayado que “las industrias centrales como la automotriz y las partes de automóviles son clave para nuestra fortaleza como nación”.
Por otro lado, un funcionario del gobierno ha señalado que con esta medida se intenta presionar a Canadá y México para que cedan en algunas partes de las negociaciones para modernizar el TLCAN, además de Japón y la Unión Europea que exportan gran cantidad de vehículos a Estados Unidos. Durante una reunión con fabricantes de automóviles Trump avanzó su intención de imponer aranceles del 20 o 25% sobre algunos vehículos importados, criticando expresamente a los productores de vehículos alemanes. En 2017, el país norteamericano importó 8,3 millones de vehículos por valor de 192.000 millones de dolores, incluidos, 2,4 millones desde México, 1,8 millones desde Canadá, 1,7 millones desde Japón, 930.000 de Corea del Sur y medio millón de Alemania, mientras que exportó casi dos millones de vehículos a todo el mundo por un valor de 57.000 millones de dólares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.