Trump anima los disturbios contra Ali Jameneí

Define al régimen iraní como “brutal y corrupto”.
A través de su cuenta de twitter, como viene siendo habitual, Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, ha celebrado que “el pueblo de Irán finalmente actúe contra un régimen brutal y corrupto” porque, dice, las protestas se deben a que los iraníes “tienen poca comida, una gran inflación y no hay Derechos Humanos”, continuaba en su mensaje en la red social, aprovechando para atacar, también, a la Administración de Obama, diciendo que “le dio dinero tontamente a los terroristas” y advirtiendo que “Estados Unidos está vigilando”.
El lunes ya envió otro mensaje en el que aseguraba que había llegado a Irán “la hora del cambio”. “El gran pueblo iraní ha estado reprimido durante años. Tiene hambre de comida y libertad”. En respuesta a ello, Bahram Ghasemi, portavoz del Ministerio de Exteriores iraní pidió al presidente de los Estados Unidos que no interfiera en los asuntos internos de la República Islámica, instándole a volver a las “buenas palabras” y los “buenos hechos”. “Está dirigiéndose a esta nación culturalmente tan rica, con una civilización milenaria, con palabras ofensivas”, asegurando que los iraníes de todo el mundo responderán a los insultos del presidente estadounidense: “Debería dedicarse a lidiar con los homicidios diarios de decenas de estadounidenses en tiroteos y con la existencia de millones de indigentes y gente hambrienta en su propio país”, le recriminó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.