Trump acusa a los medios de echarle la culpa de los artefactos explosivos

Trump acusa a los medios de echarle la culpa de los artefactos explosivos

13 personas, todas ellas críticas con las políticas del presidente, han recibido paquetes bomba.
En un mitin en Charlotte, Carolina del Norte, Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ha responsabilizado a los medios de comunicación de utilizar los incidentes de los paquetes bomba para poner a la gente en su contra. “Hemos visto un esfuerzo de los medios de comunicación en las últimas horas para utilizar las siniestras acciones de un individuo para obtener puntos políticos contra mí y contra el Partido Republicano”, ha declarado. Se ha detenido a un sospechoso, fanático del presidente estadounidense.

El mandatario continuó diciendo que los medios tienen “un papel importante que desempeñar en cuanto al tono. La constante cobertura injusta de los medios y los ataques negativos solo sirven para separar a las personas y socavar el debate saludable”. “No culpamos al Partido Demócrata cada vez que los izquierdistas radicales se apoderan y destruyen los bienes públicos y desatan la violencia y el caos”, aseguró.

Antes, en declaraciones a la prensa, señaló que “aquí no hay culpa ni hay nada”. “En realidad, me estoy conteniendo. Podría endurecer el discurso si quisiera”, dijo, y luego destacó que esa violencia era un fenómeno que afectaba a simpatizantes de uno y otro partido.

Por su parte, Christopher A. Wray, director del FBI, informo que son 13 los artefactos explosivos enviados a personalidades destacadas de la política y de la sociedad de Estados Unidos afines al Partido Demócrata. Descarto que en absoluto era un engaño y que los paquetes estaban listos para explotar.

Igualmente, confirmó la detención en Florida de Cesar Altieri Sayoc, del que se sospecha que es el autor de los envíos después de que se encontrara una huella digital en el que iba dirigido a la congresista demócrata Maxine Waters.

La Fiscalía de Nueva York le ha acusado formalmente a la vez que la Fiscalía Federal le acusa también y amenazar a un presidente y transporte interestatal no autorizado de explosivos. Por todo ello podría ser condenado a 58 años de cárcel. Wray cree que podría haber más paquetes enviados que todavía no han sido encontrados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.