El Tribunal Supremo se opone a indultar a los políticos independentistas presos

El Tribunal Supremo se opone a indultar a los políticos independentistas presos

Ya anticipamos que el Tribunal Supremo emitiría un informe contrario a los indultos de los políticos independentistas en prisión por el procés. Se esperaba para finales de semana, pero llegó ayer.

Así, la Sala de lo Penal del Alto Tribunal que juzgó la causa ha informado negativamente a la concesión de cualquier indulto, parcial o total. No percibe razones de justicia, equidad y utilidad pública para justificar esta medida de gracia.

Ahora, una vez que el Gobierno ya cuenta con este informe y los correspondientes a la Fiscalía y la Abogacía del Estado, el Ejecutivo decidirá.

En el documento, los magistrados del Supremo creen que no se ha vulnerado el principio de proporcionalidad en las penas condenatorias. Además, no hay prueba ni indicio de arrepentimiento por parte de los políticos encarcelados.

El Supremo cree que se desenfoca el sentido del indulto

A ello se une que, según los jueces, los argumentos expuestos en las peticiones desenfocan el sentido del indulto. Exponen una responsabilidad penal colectiva y, por ende, la pretensión de las peticiones es que el Gobierno corrija la sentencia.

De hecho, sostienen los magistrados, las razones invocadas pierden toda justificación. Explican que “se presentan como presos políticos quienes han sido autores de una movilización encaminada a subvertir unilateralmente el orden constitucional”.

Los condenados voltearon “el funcionamiento ordinario de las instituciones” e impusieron “la propia conciencia frente a las convicciones del resto de sus conciudadanos”.

El ponente, Manuel Marchena, también presidente de la Sala, señala que una pena deja de ser necesaria cuando ha cumplido con la finalidad que legitima su imposición. Por tanto, se constata el “fracaso de los fines de prevención especial”. “Sin necesidad de mayores esfuerzos argumentales, obliga a rechazar el indulto solicitado a favor de los condenados”, concluye Marchena.

Al menos siete peticiones de indulto se presentaron. Ninguna de ellas fue por parte de los propios políticos encarcelados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.