Tres mil personas sin hogar duermen bajo las estrellas en Madrid

Se lanza la campaña Somos personas, tenemos derechos. Nadie sin hogar.
Bajo ese nombre arranca la campaña que Cáritas y la Federación de Asociaciones de Centros para la Integración y Ayuda a Marginados (FACIAM) han lanzado junto a otras entidades sociales. Según datos ofrecidos por estas organizaciones, más de tres mil personas sin hogar pasan las noches en las calles de Madrid. En el acto de presentación se ha recalcado que el objetivo de esta campaña es defender los derechos de las personas sin hogar, insistiendo en la necesidad de aportar dignidad a aquellos que están en esta situación, alejándonos de “los estereotipos y prejuicios que muchas veces sufren”. En el acto se contó con la presencia de Victoria y Daniel, dos personas que sufren esta situación. “Nos han transmitido las dificultades que viven día a día, como la excesiva burocracia a la que tienen que dar respuesta para solucionar los distintos obstáculos que se encuentran”, entre los que están el acceso a la vivienda social, la búsqueda de empleo o el acceso al transporte público, además de otros sufrimientos, como los delitos de odio, la retirada de bancos en la calle o los bolardos que impiden que pasen la noche al raso.
Por su parte, Rosalía Portela, presidente de FACIAM, declaró que “nos encontramos con mujeres, hombres, jóvenes, adultos, mayores, inmigrantes a quienes en un momento les cambió la vida y se encontraron en la calle”, al referirse a los distintos tipos de personas que están en situación de sin hogar, una cifra que aumenta si se añaden aquellas que viven en una vivienda insegura o inadecuada. Enrique Domínguez, por su parte, responsable de la Campaña de Personas Sin Hogar en Cáritas Española, quiso incidir en el mensaje que debe “poner en valor y sensibilizar sobre algo que puede parecer obvio, pero que, en la realidad cotidiana, no lo es tanto: los derechos de las personas en situación de sin hogar”, lo que se está haciendo desde un triple vertiente: “hacer visibles las dificultades que se encuentran cada día, denunciar las vulneraciones de derechos que sufren, y recordar que los Derechos Humanos ponen una responsabilidad compartida”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.