A tres de cada cuatro españoles les preocupa el impacto de la inflación

A tres de cada cuatro españoles les preocupa el impacto de la inflación

La subida de precios parece no dar tregua durante la recta final del año. La población teme que la inflación tenga un impacto negativo en su economía doméstica.

Así lo refleja la nueva edición del Informe Europeo de Pagos de Consumidores de Intrum, presentado en España. El 75% de los españoles reconoce estar preocupado por cómo este aspecto podría afectar a su bienestar financiero.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la inflación subió en noviembre un 5,6% respecto al año pasado. Esto es dos décimas por encima de la registrada en octubre, y su nivel más alto desde septiembre de 1992.

Este contexto no solo está afectando a España, sino también a otros muchos países europeos. Así, las últimas estimaciones de la Comisión Europea señalan que la inflación interanual en la zona euro ha escalado al 4,9% en noviembre.

Esta situación ha llevado a que la inquietud derivada por el impacto del incremento de precios en las finanzas personales sea generalizada en los 24 países analizados.

El porcentaje de europeos con esta preocupación se sitúa seis puntos por debajo de España, en el 69%. Mientras, lidera el ranking Grecia (86%), seguida de Letonia (84%) y Rumanía (83%).

Por debajo de España (75%), destacarían grandes potencias como Francia (67%), Alemania (64%) o Reino Unido (63%).

En cambio, la población menos preocupada por el impacto negativo de la inflación en su bienestar financiero sería la de Dinamarca (43%) y Noruega (52%).

“La inflación es, ahora mismo, uno de los principales problemas que afectan a nuestra economía, y es inevitable que las finanzas familiares se vean expuestas. Para hacer frente a esta subida de precios, será necesario ser más cautelosos que nunca en nuestros gastos y prestar mayor atención a la gestión patrimonial. No obstante, es importante tener en cuenta que esperamos que se trate de una situación coyuntural. Fruto de los desajustes entre oferta y demanda provocados tras el cierre de la economía mundial hace año y medio. Por ello, confiamos que se revierta a medio plazo”, indica José Luis Bellosta, CEO de Intrum en España.

De hecho, las previsiones europeas muestran que estas tasas comenzarán a descender hasta llegar en 2023 a un 1,6% de inflación en la Unión Europea. En la eurozona, a un 1,4%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.