Trapero llama irresponsable a Forn

Trapero llama irresponsable a Forn

Cargó toda la responsabilidad del 1 de octubre en el Govern.
En la sesión de ayer del juicio al procés que se sigue en el Tribunal Supremo, Josep Lluís Trapero, que era jefe de los Mossos d’Esquadra durante el procés, ha achacado a Joaquim Forn “una cierta irresponsabilidad” por las declaraciones que hizo el día en que tomó posesión, en las que mantuvo que la policía autonómica catalana cumpliría la ley y permitiría votar el 1-O.

Pese a estar acusado de rebelión por la Audiencia Nacional, Trapero declaró como testigo, aunque podía haberse negado y acogerse a su derecho a no declarar. El que fuera el Mayor de los Mossos d’Esquadra respondió a todas las preguntas planteados por la acusación popular, ejercicio por Vox, y la Fiscalía. Señaló que en las reuniones de coordinación de los tres cuerpos policiales, Mossos, Policía Nacional y Guardia Civil, se acordó que una pareja de Mossos acudiría a primera hora de la jornada del referéndum ilegal a todos los centros de votación y que, cuando fuera necesario, pediría ayuda a la Policía Nacional y a la Guardia Civil. Sostuvo que la policía autonómica solo era “una parte” del dispositivo, tratando, de ese modo, sacudirse los reproches lanzados por los mandos estatales.

El ex mayor de los Mossos se distanció de la deriva del Ejecutivo de Carles Puigdemont y reconoció que envió a Forn, entonces consejero de Interior, todas las instrucciones judiciales y la mayoría de los informes que se iban elaborando. Para la Fiscalía, esto fue una actitud de connivencia con el Govern y los planes independentistas, pero Trapero indicó que siempre se había hecho así. Es en este punto en el que manifestó que, cuando el president comenzó a adoptar la vía unilateral, él no se sintió “cómodo”.

Puesto que la acusación particular no había interrogado al ex jefe de la Policía autonómica catalana acerca de los encuentros de los mandos policiales con Puigdemont y otros miembros de su Ejecutivo, el Ministerio Público sí quiso hacerlo. Estaba la Fiscalía, es importante saber si en esas reuniones los mossos, supuestamente, advirtieron a los políticos de que podrían producirse actos violentos durante la jornada de la consulta y si pidieron que se desconvocara la el referéndum. su importancia reside en que puede ser clave para incriminar a los líderes independentistas y también para eximir a Trapero. La defensa de Forn protestó porque el tribunal ha sostenido en otra sesión es que la acusación o la defensa que no pide a un testigo no puede preguntarle por cuestiones nuevas. Después de una breve consulta con el resto del tribunal, Manuel Marchena suspendió la declaración hasta primera hora de la tarde.

Vox sí preguntó acerca de los hechos del 20 de septiembre de 2017 y sobre el porqué se decidió que la secretaria judicial que registraba la Consejería de Economía saliera por la azotea. Según explicó Trapero, cuando recibió la llamada del juez ya se había “desmontado el cordón policial porque tenemos informaciones contradictorias de que la diligencia se estaba alargando. Que había problemas técnicos por la copia de unos ordenadores. Cuando hablo con el juez, es la primera noticia para nosotros de que esto ha acabado”. Un mando de los Mossos propuso una salida “alternativa”. “Pedí que hablaran con la secretaria y le ofrecían esa salida alternativa. Era una cuestión de ahorrarnos el tiempo de volver a montar el cordón. Esa es la razón de por qué se le ofrece esa salida alternativa”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *