Torra pide ayuda a Trump

Torra pide ayuda a Trump

Envió una carta al presidente estadounidense y al Papa, entre otros.
A finales de septiembre, Quim Torra, presidente de la Generalitat, pidió ayuda, mediante una carta, a Donald Trump y al Papa Francisco para que intercedieran en la convocatoria de un referéndum de autodeterminación en Cataluña. La misiva, fechada el 26 de septiembre, estaba escrita en inglés y dirigida a Sánchez, con copia a varios dirigentes del mundo, como el presidente norteamericano, el papa Francisco, los gobiernos de la Unión Europea y los presidentes de China, Kosovo y Ucrania.

En ella, pide la posibilidad encontrar una vía de negociación con el Gobierno español y la mediación internacional, pero en ningún momento se menciona ultimátum alguno del independentismo para seguir respaldando a Sánchez. Así, solicita que el Ejecutivo apruebe la apertura de una mediación “sin precondiciones” y dice que la separación que hay entre las dos posiciones “no es infranqueable”, puesto que, afirma, por su parte no se trata de conseguir la independencia inmediata, sino que se garantice el cumplimiento de la voluntad de los catalanes mediante “un referéndum legal, vinculante y justo, en el que ambas partes se comprometan a acatar el resultado”.

Igualmente, menciona que, de mantenerse la prisión de los líderes independentistas, será cada vez “más difícil avanzar”. Para ello, hace la propuesta de que la Fiscalía retire los cargos o no ponga objeciones para que salgan en libertad a la espera de juicio los independentistas encarcelados: “A condición de que los nueve -los encarcelados y los huidos- hayan sido puestos en libertad, el bando catalán está listo para explorar todas las opciones posibles con Madrid”. Termina solicitando “por el bien de todos, una transición acordada”.

En otra carta enviada el pasado miércoles a Sánchez, el presidente de la Generalitat invita formalmente al jefe del Ejecutivo español a una reunión en Barcelona, tal como habían acordado en julio. En ella, pide hablar del proyecto del Gobierno para Cataluña y “del ejercicio del derecho a la autodeterminación”.

“Debemos hablar de todo. Es la solución que puede resolver el conflicto de forma sostenida y democrática. El pueblo de Cataluña merece una respuesta valiente y distinta a la que ha recibido hasta hoy”, dice la misiva, pero no se mencionan plazos ni ultimátum.

Isabel Celaá, portavoz del Ejecutivo, respondió a esta petición diciendo que este no era el mejor momento para hablar de una reunión entre ambos presidentes. Meritxell Batet, ministra de Política Territorial, por su parte, afeó la postura de Torra, destacando que “el derecho de autodeterminación no cabe en nuestro ordenamiento jurídico” y quiso marcar las diferencias entre las que ha denominado como “gesticulaciones” del presidente catalán y “el diálogo, que existe porque funcionan las comisiones bilaterales con la Generalitat”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.