Torra cubre el lazo amarillo con una pancarta

Torra cubre el lazo amarillo con una pancarta

La JEC denuncia al president ante la Fiscalía.
Sobre las 10:30 horas de ayer jueves, la Generalitat ha cubierto su fachada con una pancarta en recuerdo de los líderes independentistas presos, con un lazo de color blanco. Esta pancarta ha sido colocada encima de otra en la que había un lazo amarillo y que la Junta Electoral Central, JEC, ordenó retirar.

El edificio público ha amanecido con este cartel, con la leyenda “Libertad presos políticos y exiliados”, en inglés y catalán. Aunque ha sido tapado por otro cartel con el mismo texto y el lazo blanco con una franja roja.

En esa nueva pancarta del mismo tamaño del anterior y con un lazo de color distinto, se ha desplegado por unas personas en ese edificio desde el balcón. También la Generalitat ha puesto una segunda pancarta en su fachada defendiendo la libertad de expresión, colgando de unas ventanas de la fachada principal.

La Consejería de Interior ha dejado visibles las pancartas de los presos independentistas pero ha quitado los lazos amarillos y esteladas.

Dos personas sobre las 12:30 han puesto en la fachada principal un lazo blancos con franja roja, en medio de dos pancartas con los lemas, escritos en catalán: “Retorno exilio” y “Libertad presos políticos”.

En la puerta de entrada cuelga la frase “Los juzgan a ellos, nos juzgan a todos” e imágenes de los presos y de otros encausados como el exjefe de los Mossos d’Esquadra, el mayor Josep Lluís Trapero, y es en este espacio donde se han retirado varios lazos amarillos y una estelada.

Los lazos de las vallas que rodean la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona han sido retirados por dos empleados municipales de la limpieza. Poco después, en la plaza de Sant Jaume, los activistas volvieron a colocar los lazos.

Rafael Ribó aconsejó a Torra que se retiren los lazos y esteladas, a través de un informe, el Síndic de Greuges: “Fuera del periodo electoral y tras el periodo electoral, todo el mundo, también las autoridades públicas, deben tener la libertad de colgar esta simbología, pero durante el periodo electoral las autoridades públicas deben abstenerse de ello”.

Por otro lado, La JEC se ha visto obligada a adoptar las tres medidas posibles ante la actuación de Torra al no acatar la orden y sustituir los lazos amarillos por otros de color blanco con una franja roja. En consecuencia, ha enviado el procedimiento por un presunto delito de desobediencia para que se investigue y, si procede, acabe en una condena de inhabilitación para el president.

Asimismo, ha abierto un expediente sancionador contra el Govern que podría acarrear una multa de hasta 3.000 euros. Finalmente, ha ordenado al conseller de interior que los Mossos retiren con carácter inmediato los carteles blancos y amarillos, así como las esteladas. Con todo, desde la Generalitat han señalado que hasta que llegue la notificación oficial de la JEC a la Conselleria no se pronunciarán ni harán movimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.