Toni Ferrer (PSOE) denuncia que el Gobierno quiere recortar las prestaciones a parados

Toni Ferrer (PSOE) denuncia que el Gobierno quiere recortar las prestaciones a parados

Los socialistas reclaman la protección para los parados de larga duración y para los mayores de 52 años.
Toni Ferrer, secretario de Empleo y Relaciones Laborales del PSOE, denunció ayer la intención del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, dirigido por Fátima Báñez, de recortar las prestaciones a los parados de larga duración. Señaló que “el Gobierno del PP, con la ministra Báñez a la cabeza, quiere aprovechar la reformulación del sistema para recortarlo, dejando sin prestación a decenas de miles de personas”. El dirigente socialista expresó el apoyo del PSOE a la contrapropuesta de mantenimiento y mejora del sistema planteada por nueve comunidades autónomas: Andalucía, Aragón, Asturias, Illes Balears, Cantabria, Castilla la Mancha, Comunidad Valenciana, Extremadura y Navarra.
Ferrer manifestó que “es completamente indignante que una reformulación del sistema, que debería ir encaminada a una mayor eficacia, acabe escondiendo la intención del ministerio y del Gobierno de realizar un recorte, una modificación a la baja que ponga en peligro la prestación que perciben decenas de miles de personas que, por su situación de largo tiempo en el desempleo, presentan una vulnerabilidad económica mayor y lo que requieren es del apoyo de las administraciones públicas”. Alabó “la contrapropuesta de las citadas nueve Comunidades Autónomas en la que se integran los programas dirigidos a parados de larga duración (Prepara, PAE y RAI) en el sistema de prestaciones por desempleo de la Seguridad Social, garantizando, con esta nueva formulación, que estas ayudas queden en la estructura del sistema de prestaciones”. “Además, las nueve Comunidades plantean la compatibilidad entre las prestaciones por desempleo y las rentas sociales autonómicas”, añadió, “de modo que estas últimas pudieran complementar a las prestaciones estatales, una cuestión muy importante cuando estamos hablando de situaciones económicas familiares muy graves”.

Mazazo al sistema de protección por desempleo
“La propuesta del Ministerio, que además está prescindiendo del necesario diálogo con las Comunidades Autónomas y los agentes sociales, se enmarca en una estrategia de recorte iniciada en 2012”, aseguró Ferrer, “y supone un mazazo en el sistema de protección por desempleo, porque puede dejar sin prestación a un elevado porcentaje de los beneficiarios de Prepara, PAE y RAI, especialmente en este último, que tiene 178.000 beneficiarios de los 232.000 que acumulaban los tres programas en febrero de este año”. “El recorte que plantea el Partido Popular es inaceptable”, añadía el dirigente socialista. “Al elevar los requisitos exigidos a los posibles beneficiarios, supone un ataque indecente a la cohesión social y, en último término, supondría que, para el mantenimiento de los niveles de cobertura, el Estado se desentendiera de los desempleados de larga duración y las Comunidades Autónomas asumieran mayor gasto, lo cual es una irresponsabilidad política, moral y financiera”.
El secretario de Empleo de la Ejecutiva socialista ha recalcado que “esta propuesta de recorte del PP viene a ratificar una idea ya enunciada por los socialistas: la recuperación económica está siendo separada del bienestar social, de modo que una buena parte de la ciudadanía no sólo no disfruta de mejoras en su economía familiar, sino que además es víctima de una estrategia, impulsada por el Gobierno del PP, de precariedad y recortes que sólo sirven para que unos pocos, las economías de mayor renta, sean los únicos beneficiados de la bonanza económica”.

Fin de la prórroga de la protección
Ayer terminó la prórroga de los sistemas de protección, acordada por el Gobierno con UGT, CCOO, CEOE y CEPYME y las Comunidades Autónomas, sin alcanzar un acuerdo por la inacción del Gobierno. “Después de siete meses, el Gobierno anuncia que el Grupo Parlamentario Popular ha presentado una enmienda en la tramitación los PGE, de forma unilateral y sin informar a las partes interesadas, para crear un subsidio temporal de seis meses de duración que se abonaría por una sola vez y solamente estaría vigente mientras la tasa de paro sea superior al 15%. Esta medida anunciada es inaceptable y claramente insuficiente pues más de 1,8 millones de personas desempleadas están desprotegidas”, ha explicado Ferrer. “Esta actitud del Gobierno nos va a dar, lamentablemente, un motivo más para salir a la calle mañana”, -por hoy- “Primero de Mayo, a reclamar la protección para los parados de larga duración y para los mayores de 52 años, una protección que debe realizarse con el consenso de las Comunidades Autónomas y los interlocutores sociales”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.