Tomar un baño es más beneficioso si se hace antes de acostarse

Tomar un baño es más beneficioso si se hace antes de acostarse

El baño siempre es placentero, relajante para muchos y en todos los casos, beneficioso para el organismo. Pero ahora una investigación de la Universidad de Texas en Austin de la que nos habla Quo nos desvela en qué momento es mejor tomarlo y alguna que otra recomendable condición

El ideal es aquel que se toma entre una y dos horas antes de acostarse con la temperatura del agua entre 40 y 42,7 grados centígrados. Para llegar a esa conclusión, los investigadores llevaron a cabo 5.322 estudios, relacionando el baño y la ducha con agua tibia o caliente y una mayor calidad del sueño.

Así, pudieron medir y analizar el tiempo transcurrido desde el estado de vigilia total hasta dormir. Shahab Haghayegh, principal autor del estudio –publicado en Sleep Medicicne Reviews– e investigador de ingeniería biomédica en la escuela de Ingeniería Cockrell de esa universidad, señala que “Cuando examinamos todos los estudios conocidos, observamos disparidades significativas en términos de enfoques y hallazgos”.

A continuación quedó demostrado, también, que la mejor temperatura de entre 40 y 42,7 grados centígrados contribuía a una mejor calidad del sueño en general. Lo mismo sucede si el baño se toma entre una y dos horas antes de acostarse, acelerando el proceso hasta conciliar el sueño.

La ciencia ha vinculado en otras ocasiones la conexión existente entre calentar el cuerpo con agua y la mejora del sueño. De hecho, según investigadores, un reloj circadiano situado en el hipotálamo del cerebro controla los patrones de 24 horas de muchos ciclos biológicos y también lo hace regulando el sueño con la temperatura corporal.

Resulta que el ciclo circadiano que regula el del sueño/vigilia es más alto al final de la tarde. El ciclo térmico del sueño es un factor esencial para llevar a un inicio rápido de éste y un sueño de alta eficiencia.

Los investigadores tratarán ahora de diseñar un sistema de cama viable comercialmente con tecnología de Estimulación Térmica Selectiva de forma que se pueda manipular la función termorreguladora a demanda y el control de temperatura de zona de temperatura dual adaptable con el fin de mantener las temperaturas óptimas de una persona a lo largo de toda la noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.