Theresa May dejará de ser primera ministra el 7 de junio

Theresa May dejará de ser primera ministra el 7 de junio

La presión del propio Partido Conservador ha llevado a que Theresa May, primera ministra británica, haya anunciado su dimisión en el cargo y su renuncia a liderar la formación a partir del 7 de junio. La razón que más ha pesado para tomar esta decisión ha sido no poder sacar adelante su plan del Brexit.

Comienza ahora la carrera sucesoria y Boris Johnson se presenta como el gran favorito para sustituir a la premier. Las consecuencias de este proceso pueden ser decisivas a la hora de culminar el divorcio con la Unión Europea, UE. La sombra de un Brexit duro planea si los conservadores escogen a Johnson lo que podría abocar a elevar la tensión con Bruselas y el riesgo de una salida caótica el 31 octubre.

Durante su anuncio, May señaló que su dimisión se debe a la incapacidad para sacar adelante su plan del Brexit por el rechazo de los euroescépticos de su propio partido y de la oposición pro-europea. Un bloqueo que ha llevado a retrasar la fecha de salida del 29 marzo al 31 octubre. Finalmente, su última propuesta, con el objetivo de ganar la simpatía de los laboristas, abriendo la puerta a un segundo referéndum, ha precipitado su dimisión obligada por los propios miembros de su partido.

“He hecho lo que he podido para respetar el referéndum de 2016. Lamento profundamente no haberlo podido implementar, y lo mejor para el país es que hayan nuevo primer ministro”, decía May a las puertas de Downing Street. “Ha sido un honor ser la segunda mujer primera ministra, y seguramente no la última”, aseguraba casi entre lágrimas. “No me marcho con rencor, sino con enorme y duradera gratitud por haber tenido la oportunidad de servir al país que amo”, enfatizaba.

Las consecuencias económicas de la dimisión de la primera ministra son todavía una incertidumbre. Por el momento, la libra, que venía cayendo durante las dos últimas semanas, ha reaccionado con calma porque los inversores ya habían anticipado la renuncia de May. La cuestión ahora es quién sustituirá a la premier. Se barajan varios nombres, desde el citado Johnson, pasando por Dominic Raab, Michael Gove y Jeremy Hunt.

Desde Bank of América, Robert Wood, apunta que “el remplazo de May por un político muy euroescéptico eleva los riesgos de un Brexit sin acuerdo y unas elecciones generales este año”. Si no se logra un acuerdo con Bruselas y Westminster tampoco se inclina por una salida sin acuerdo, habrá que ir a comicios anticipados.

Entre las reacciones, la de Jeremy Corbyn, líder del Partido Laborista, quien ha considerado que May ha hecho lo correcto y ha exigido elecciones generales inmediatamente: “El parlamento está bloqueado con el Brexit y los conservadores no ofrecen soluciones a los otros retos que afronta el país. Lo último que el país necesita es varias semanas de lucha interna de los conservadores seguidas por otro primer ministro no electo. Quien sea el nuevo líder conservador debe dejar que el pueblo decida el futuro del país, a través de unas inmediatas elecciones generales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *