Terror en los centros de menores de Madrid

Varios sucesos han sembrado el pánico en los centros de menores de Madrid: este miércoles, un ataque contra el centro con una granada; hace dos meses, una agresión con unos remos; el 5 de octubre, dos jóvenes con la cara tapada llegaron a la parada de autobús de la línea 107 en el distrito de Hortaleza en Madrid, donde dieron una paliza a dos chicos de rasgos árabes, los cuales huyeron. Fue a plena luz del día. En el barrio, no saben quiénes son esos jóvenes. “Se trata de un hecho aislado», manifestó un portavoz de la concejalía de distrito (C’s), cuando se cometieron los hechos. Detrás de la parada de autobús, al día siguiente, apareció una pintada: “Todos remamos juntos. Viva España”.
Este miércoles, a las 19:50 horas, después del lanzamiento de la granada que no explotó, los trabajadores del centro emitieron un comunicado: «Los primeros damnificados por lo ocurrido esta mañana son los menores y los profesores, saturados a niveles de estrés laboral continuado. El hecho de hoy no se puede considerar aislado».
“Sabemos que existen grupos de WhatsApp y páginas de Facebook que incitan a la caza de estos niños», ha relatado, por vía telefónica, Lourdes Reyzabal, presidenta de la Fundación Raíces, la cual lleva años denunciando la situación en la que se encuentran los menores extranjeros en el barrio. “De lo ocurrido con la granada preferimos no decir nada hasta que no sepamos con certeza qué ha ocurrido de verdad”. Esta fundación ha presentado más de 20 denuncias por agresiones a menores ante la Fiscalía.
Los hechos han ocurrido en Hortaleza, uno de los 21 distritos de Madrid. Tiene 190.000 vecinos en los seis barrios de los que consta: Pinar del Rey, Canillas, Valdefuentes, Apóstol Santiago, Piovera y Palomas. Respecto a la renta media de los hogares, existe una horquilla que va desde los 32.000 euros anuales de Pinar del Rey, hasta los 101.000 de Piovera. En este distrito residen 17.125 extranjeros (un 9,3% de la población).
Dos centros de acogida tutelados por la Comunidad de Madrid se encuentran en Pinar del Rey. Uno, para menores de hasta 14 años, y otro para menores de entre 14 y 18 años. Estos dos centros fueron construidos con el objeto de dar asistencia a niños cuyas familias habían sido desahuciadas por el banco, niños maltratados o niños que eran víctimas de abuso sexual. Sin embargo, en la actualidad, se han convertido en centros de recepción de menores.
“El centro de mayores (de 14 a 18 años) tiene dos plantas con una capacidad para 50, pero nunca se cumple”, apunta una monitora. “La historia es muy seria. Estamos colocados en el centro de la xenofobia. Esto es el colmo, así no podemos trabajar”. Según cifras oficiales, más de 1.570 niños y adolescentes extranjeros llegaron a Madrid a lo largo de 2018. Cifra muy superior a la de 2017, que se contabilizaron algo más de 980.
“Los niños son las primeras víctimas de todo esto. Entiendo a los vecinos de cierta edad porque ha habido tirones con las personas mayores”, confirma Sofía Mauleón. “Los grupos en el chat del colegio de mi hija son terroríficos, están generando xenofobia y este barrio nunca ha sido xenófobo”. Dori, vecina de barrio, que no sabía nada del lanzamiento de la granada, indicó: “les he visto esnifar pegamento, pero a mí no me ha pasado nada. Están siempre muy dispersos”. Ricardo, a su vez, comentaba: “Nos preocupa a todos. Hacemos manifestaciones todos los domingos para que se solucione de una vez. Esto es un descontrol total: saltan las vallas, entran… Lo que padecemos aquí solo lo sabemos los vecinos”. Por su parte, Javier, otro vecino del barrio, manifestó: “Entiendo que haya personas que ataquen a estos chavales, pero no lo comparto. A mi compañera de piso le robaron el móvil”.
Las críticas anteriores tomaron fuerza con el discurso electoral de Santiago Abascal cuando, en el último debate, dijo: “Yo vivo en un barrio popular de Madrid, donde hay un centro de menores extranjeros, y cada vez que salgo a la calle las mujeres me vienen a contar que los policías les dicen que no salgan con joyas”. 8,6 millones de españoles oyeron las declaraciones del dirigente de Vox. Según datos del Ayuntamiento, en los dos últimos meses, la policía ha llevado a cabo 18 intervenciones que tenían relación con las personas, 5 por posesión de armas y 15 por tráfico de drogas. En el distrito Centro, esas cifras se multiplican: 114 relacionadas con las personas, 179 por tenencias de drogas y 7 por tenencia de armas.
La investigación respecto a quien lanzó la granada continúa abierta, ya que se desconoce la autoría de los hechos. La educadora social del centro describe la situación como un cúmulo de malas gestiones por todas las partes, refiriéndose a policía, Gobierno, Ayuntamiento y Comunidad. “Al final eso es como una casa fantasma y los chavales tienen un desarraigo bestial”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.