Terremoto en Irán: al menos medio millar de muertos

El seísmo, de magnitud 7,3 en la escala Richter, se produjo en la frontera irano-iraquí.

Son más de 400 personas las que han muerto y alrededor de 7.000, las heridas por el terremoto que se registró en la frontera entre Irán e Irak el pasado domingo. La mayoría de las víctimas son iraníes. Ha afectado en especial a la provincia de Kermanshah y a la localidad de Sarpol-e Zahab, a unos 15 km de la frontera.
Mojtaba Nikerdar, Vice Gobernador de la Provincia iraní de Kermanshah, ha lamentado que “aún hay personas bajo los escombros. Esperamos que el número de muertos y heridos no aumente mucho, pero aumentará”. Abdolreza Rahmani Fazli, ministro del Interior iraní, destacó que “la noche ha hecho difícil que los helicópteros vuelvan a las zonas afectadas”, reconociendo estar preocupados por las aldeas más remotas ya que algunas carreteras han quedado cortadas.
Varios edificios se han hundido en zonas rurales y se están produciendo grietas en los muros de edificios de la región, además de que se han producido cortes en las líneas telefónicas y el suministro eléctrico así como de Internet en la zona afectada. El ayatolá Alí Jamenei, líder supremo de Irán, ordenó a las autoridades que “entreguen ayuda a los afectados” y pongan todos los recursos necesarios para evitar un aumento en las cifras de víctimas.

Lado iraquí
En cuanto al lado de Irak, las autoridades del Kurdistán iraquí han elevado a siete los muertos en su territorio y han resultado heridas más de 300 personas. Rekaut Rashid, ministro de Sanidad de esta región semiautonoma, cuatro personas murieron en Darbandijan, dos en Garmin y una en Sulaimani. “La situación es muy crítica”, destacó Rashid, en relación a la primera de las ciudades donde se han producido los daños más graves; el principal hospital del distrito ha sufrido graves daños y se encuentra sin electricidad, teniendo que trasladarse a los heridos a Suleimaniya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.