Un terremoto provoca 400 muertos en Haití

Un terremoto en Haití provoca 400 muertos

El terremoto en Haití de magnitud 7,2 ha dejado por ahora alrededor de 400 muertos, cerca de 2.000 personas heridas y cientos de desaparecidos. La fuerza del seísmo ha traído a la memoria la tragedia de 2010, cuando la magnitud del temblor fue similar y murieron unas 300.000 personas.

Este de ahora comenzó a las 8:30 hora local, afectando, sobre todo, a la zona suroeste del país caribeño.

Ariel Henry, primer ministro de Haití, ha decretado el estado de emergencia durante un mes. Calificó la situación como “dramática”.

“Vamos a tomar las disposiciones necesarias para asistir a los afectados por el sismo”, señaló en su cuenta de Twitter.

El Servicio Geológico de Estados Unidos informa de que el terremoto en Haití tuvo su epicentro a unos 12 kilómetros de Saint-Louis du Sud, al oeste. Asimismo, tuvo una profundidad de 10 kilómetros.

No obstante, el temblor se sintió en todo el territorio. Según varios testigos, se han producido derrumbes de edificios en las ciudades de Jérémie y Los Cayos.

Por su lado, la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera estadounidense ha emitido una alerta de tsunami. Las olas “pueden llegar a uno o tres metros” sobre el nivel del mar. Poco después se retiró la alerta.

Al tiempo, Frantz Duval, redactor jefe de Le Nouvelliste, ha escrito en Twitter que la mayoría de hoteles e iglesias de la costa sur han sufrido graves daños.

Además, según información de ese medio, el hospital Saint-Antoine de Jérémie está saturado por la llegada de cientos de heridos.

Por otro parte, El País confirma que “Los Cayos está completamente destruida”. “Muchos hoteles están destrozados. La escuela a la que iban mis hijos está completamente destrozada”, detalla a ese diario Jean Sauny Pierre desde esa localidad a 35 kilómetros del epicentro.

“Dos iglesias católicas y muchas, muchas casas han quedado destruidas, en ruinas. Es muy triste para la ciudad de Los Cayos. Estamos en duelo ahora mismo”, añade.

El país caribeño sufre constantes desastres naturales. Con apenas 11 millones de habitantes, fue víctima de otro seísmo de magnitud similar en 2010 y el huracán Mathew arrasó la isla en 2016.

Además del terremoto en Haití, se une la permanente inestabilidad política y social del país, producto de la mano del hombre. Consecuencia de ello fue el asesinato, el 7 de julio, del presidente Jovenel Moïse a manos de un grupo de sicarios. El país se sumía, así, en una mayor incertidumbre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.