Un tercio de los niños del mundo no puede estudiar a distancia

Un tercio de los niños del mundo no puede estudiar a distancia

Un informe de UNICEF denuncia que alrededor de 463 millones de niños en el mundo no tiene posibilidad de estudiar a distancia. Representa una tercera parte de los menores en edad escolar en el planeta.

El nuevo informe del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, La accesibilidad de la educación a distancia, señala que, en el peor momento de los confinamientos nacionales y locales, casi 1.500 millones de niños sufrieron el cierre de las escuelas.

Henrietta Fore, directora ejecutiva de UNICEF, se lamenta de que “para unos 463 millones de niños cuyas escuelas cerraron a causa de la COVID-19, la educación a distancia no ha existido”.

En ese sentido, advierte de que “la gran cantidad de niños que debieron interrumpir por completo sus estudios durante meses representa una emergencia mundial en materia de educación. Las repercusiones sobre las economías y las sociedades pueden durar décadas”.

El análisis hecho desvela, no sólo las limitaciones para estudiar a distancia, sino también las desigualdades parece acceso. Además, analiza la disponibilidad de tecnologías y herramientas para ello. Se ha basado en datos recogidos en hogares con niños en edad escolar en hasta cien países.

Lo peor es que existe una clara posibilidad de que la situación no mejore. Más bien, al contrario, empeore si todo sigue como hasta ahora. Subraya que, incluso los menores que sí cuentan con las herramientas precisas podrían encontrarse con que no pueden seguir el ritmo normal de estudios.

Varios factores estarían detrás de ello. Por ejemplo, “la presión para realizar tareas en el hogar, la precariedad del entorno o la falta de ayuda para utilizar los planes de estudio”.

Desigualdades para estudiar a distancia

El informe ahonda también en las desigualdades entre territorios de todo el mundo a la hora de acceder a la educación a distancia. Es el caso de los 67 millones de menores en el este y sur de África. En la zona central y oeste del continente africano, alrededor de 54 millones no pueden estudiar a distancia.

Oriente Próximo y el norte de África sufren una situación parecida aunque mejor. Le sucede a 37 millones de niños. Entretanto, lo mismo sucede en el sureste asiático y el Pacífico, zonas donde alrededor de 80 millones de menores tienen dificultades para acceder a materiales didácticos.

En el área meridional del continente asiático son 147 millones quienes sufren esta situación. A su vez, le sucede lo mismo a 25 millones de menores en edad escolar en la zona más oriental de Europa y en Asia central.

El problema no es tan profundo en América Latina y en el Caribe, donde 13 millones de niños no han podido estudiar a distancia durante la epidemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.