Telefónica gana un 10% más

Telefónica gana un 10% más

Telefónica ha informado de los resultados del primer trimestre de 2019, en el que ha obtenido un beneficio neto atribuido de 926 millones de euros, un 10,6% más respecto al mismo periodo de 2018. Con estos datos repite los objetivos y el dividendo de 0,40 euros por acción que había anunciado.

Durante estos primeros tres meses, los ingresos superan 11979 millones de euros, un 1,7% menos en términos reportados que hace un año. En cambio, en términos orgánicos el crecimiento es de un 3,8% respecto al mismo periodo del pasado año. Se apoya en los ingresos de servicio, 2,6%, y la venta de terminales, un 15,6% más.

Antes de amortizaciones, el beneficio bruto, Oibda, alcanzó los 4.264 millones de euros, un 10,3% más en términos reportados y un 1% más en términos orgánicos. Así, en el margen de Oibda sube un 10,3% en términos reportados, aunque baja nueve décimas en orgánicos, hasta situarse en el 35,6%.

El informe de la operadora señala que el Oibda incluye 534 millones de euros de impactos especiales, por la adopción de la norma contable NIIF 16, que ha supuesto la suma de 414 millones, y unas plusvalías netas de 86 millones de la venta de compañías, especialmente Antares. Si no se tienen en cuenta estos impactos, el Oibda subyacente alcanza los 3.730 millones de euros entre enero y abril, una caída de un 3,9% interanual.

también los tipos de cambio supusieron un impacto negativo en los resultados reportados, en especial la depreciacion frente al euro del peso argentino y del Real brasileño. En consecuencia, las divisas han supuesto un 4,9% de reducción del crecimiento interanual de los ingresos y un 4,7% el del Oibda.

Telefónica también ha rendido cuentas respecto a la deuda neta, que se situaba al cierre del mes de marzo en 40.381 millones de euros, una reducción interanual del 5,7%. Encadena, así, ocho trimestres consecutivos de descensos. A esa cifra hay que restar otros 1.700 millones de euros adicionales por eventos posteriores al cierre.

En los primeros 3 meses de 2019, la deuda neta cayó en 693 millones de euros gracias a la generación de caja libre, lo que supuso 1.408 millones de euros, y las desinversiones financieras netas, por la venta de Antares y Telefónica Guatemala, que representaron 139 millones. Por contra, la deuda se incrementó por la retribución al accionista, 46 millones de euros, los compromisos laborales, 239 millones de euros, y otros factores de importe neto de 570 millones de euros.

La adopción de la norma NIIF 16 ha hecho que los pasivos por arrendamientos, incluidos los mantenidos para la venta, crecieron hasta los 7.439 millones de euros, llevando a que la deuda financiera neta que incluye arrendamientos suba hasta los 47.820 millones de euros.

Por otro lado, las inversiones, Capex, de los tres primeros meses de 2019 representaron un total de 1.554 millones de euros, es decir, un 4,3% más en términos reportados y un 11,2% más en términos orgánicos, a la vez que el flujo de caja operativo subió hasta los 2.710 millones de euros, incrementándose un 14,2% interanual, un 5,3% orgánico menos.

Si no se atiende a la amortización del principal de los pasivos por arrendamientos, el flujo de caja libre sube hasta los 1.908 millones de euros en el primer trimestre. Si se incluyen estos pagos, 500 millones de euros, el flujo de caja libre se sitúa en 1.408 millones de euros, un incremento de 2,6 veces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.