Telefónica: ¿es correcto ampliar capital para pagar el dividendo?

Telefónica: ¿es correcto ampliar capital para pagar el dividendo?

¿Es correcto ampliar capital para repartir dividendo? Lo ortodoxo es que el dividendo vaya a cargo de los beneficios de la compañía. Ampliar capital para pagar dividendo es una señal al mercado de que Telefónica tiene un problema.

Telefónica ha decidido ampliar capital. Así lo acordó la comisión delegada del consejo de administración de la tecnológica el pasado viernes. Será la segunda ejecución que aumente capital con cargo a reservas para retribuir al accionista a través de la fórmula del dividendo flexible. Supone emitir un máximo de algo más de 296 millones de acciones.

El pasado 12 de junio, la junta general de accionistas de Telefónica aprobó el pago del segundo tramo del dividendo de 2019. Así lo había propuesto el consejo de administración. El importe fue de 0,2 euros, abonado en junio de 2020.

También se probó el primer tramo del dividendo de 2020 como por igual importe, y que se pagará en diciembre de este año a través de la modalidad de dividendo flexible voluntario.

La comisión delegada informó que el número de acciones nuevas que emitirá Telefónica, enmarcado en la ampliación de capital, se eleva a 296.024.315. Tienen en cuenta el número de acciones en circulación, que asciende a 5.328. 437.672. También, el precio de cotización de referencia, 3,690 euros, y el importe de referencia, 1.126.758.453,28 euros.

Con todo, Telefónica informó en su momento a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que el número de acciones que se emita efectivamente podría ser inferior. Esto está en función del número de derechos que la propia Telefónica adquiera en cumplimiento de su compromiso de compra.

En ese sentido, renunciará a esos derechos de asignación gratuita, por lo que sólo se emitirán las acciones que correspondan a los no comprados por la entidad. Serán acciones ordinarias de un euro de valor nominal y de la misma clase y serie de las que hay en circulación.

Así, volviendo al reparto de dividendo, en junio el 63,01% de los accionistas titulares de los derechos de asignación prefirieron recibirlo en acciones. Esto supuso emitir algo más de 136,3 millones de acciones, que representan un 2,63% del capital social.

El resto, el 36,99% optó por recibir los 0,20 euros en efectivo, resultante de un importe bruto de más de 370,7 millones de euros. Telefónica renunció a los derechos adquiridos, que fueron amortizados. Ahora, volverá a ofrecer sus accionistas las mismas opciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.