Tebas trató de embaucar a Laporta en el pacto CVC a cambio de inscribir a Messi

Tebas trató de embaucar a Laporta en el pacto CVC a cambio de inscribir a Messi

En su estrategia de evitar que el fútbol español quede fuera de su control, Javier Tebas, presidente de LaLiga, puso la condición de que el Barça aceptara el acuerdo con CVC para inscribir a Messi.

Lo ha develado La Vanguardia. Si el FC Barcelona aceptaba las condiciones que hipotecaban por 40 años parte de los derechos audiovisuales del club, el Barça podría haber inscrito a Messi.

La marcha del astro argentino sigue haciendo correr ríos de tinta. Y no es para menos. Ha sido uno de los golpes más fuertes al Barça y al fútbol español.

Los problemas económicos del club que dirige Joan Laporta lo han impedido sin infringir el fair play financiero impuesto por LaLiga. Así lo hizo denunció el presidente blaugrana en la rueda de prensa en que explicó la salida de Messi, pese a que había acuerdo.

Unas semanas antes, el 14 de julio, Tebas presentó a Laporta el acuerdo con CVC. Un contrato que generaría 2.700 millones para los clubes que lo aceptaran. Una especie de competencia a la Superliga, pero por los cauces que el presidente de LaLiga quería para mantener el control en el negocio del fútbol.

De esos beneficios que obtendrían los equipos, un 15% se podía destinar a fichajes y salarios. Al FC Barcelona le supondrían 40 millones para ello. En todo caso insuficiente para mantener la masa salarial con Messi en el club.

Tebas puso entonces a Laporta entre la espada y la pared. Para inscribir al rosarino, el Barça debía aceptar el acuerdo. El presidente culé vio en principio con buenos ojos el pacto. Sin embargo, al final, no quiso hipotecar el futuro del club cara al futuro.

Porque eso es el acuerdo con CVC: hipotecar el futuro de los clubes, se mire por donde se mire. Tebas ha querido atar en corto al Barça porque sabe que un club tan grande se le puede escapar.

La Justicia española ya ha puesto límite a la voracidad y desmedida ambición de la UEFA, o mejor dicho, de su presidente, Aleksander Ceferin. Teme que se le desmonte su chiringuito. A Tebas le pasa igual.

Tampoco el Real Madrid está por la labor. En un durísimo comunicado, rechaza de plano el acuerdo que se ha tejido “sin contar con la participación del Real Madrid y sin su conocimiento”.

“Este acuerdo, usando una estructura engañosa, expropia a los clubes el 10,95 % de sus derechos audiovisuales durante 50 años y en contra de la ley”, reza el texto.

Ahí queda dicho. Tebas juega a un juego cercano al estilo mafioso. El fútbol español es de los aficionados y de los clubes. No es su cortijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.