Suspenden las comunicaciones de Villarejo con su esposa

Suspenden las comunicaciones de Villarejo con su esposa

Se justifican por el mal uso que hizo de las mismas al aprovechar una de ellas para grabar un audio y difundirlo a los medios.
Las comunicaciones telefónicas del ex comisario José Manuel Villarejo han quedado suspendidas durante dos meses. Así lo ha acordado la dirección del centro penitenciario de Estremera, que entiende que el ex policía hizo mal uso de dichas comunicaciones al aprovechar una de ellas para grabar un audio y difundirlo a los medios de comunicación, según han manifestado a Europa Press fuentes jurídicas.

El audio al que se refieren las autoridades penitenciarias es el que Gema Alcalá, esposa de Villarejo, grabó sin interrupciones cuando el ex comisario llamó al fijo de su domicilio desde la cárcel. En él, además de defender su derecho al honor, llama “trilero” Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior, y le acusa de controlar su causa “para el PSOE”, también recrimina al CNI por “tolerar” las filtraciones y a Anticorrupción de “abrazarse” en su contra con Podemos.

El día en que se hizo esta grabación fue el 23 de diciembre, y fue difundida tres días después. Ya desde el día 18 tenía intervenidas las comunicaciones por decisión de Instituciones Penitenciarias, ante el riesgo de que pudiera usarlas fraudulentamente y filtrarse información que pusiera en riesgo la seguridad del Estado.

Fuentes del organismo que regula los centros penitenciarios han confirmado esta decisión de la dirección de estremera, aunque la mujer de Villarejo podrá continuar yendo a la cárcel para mantener vis a vis con su marido, pero tendrá que aceptar el castigo y la monitorización constante.

Es, precisamente, a causa de uno de estos cacheos previos a un vis a vis cuando el ex comisario exigió a voces que el ministro del Interior se personara en la prisión y se lió a golpes con la pared. “¡Esto es humillante, que venga Marlaska!”, exigió a gritos.

El último episodio en el que Villarejo ha lanzado mensajes al exterior fue el pasado 9 de enero, con una “carta abierta” que hizo llegar a los medios de comunicación y dirigida a Pedro Sánchez. En ella amenazaba con “decir la verdad” sobre las maniobras del CNI contra jueces de la Audiencia Nacional y contra los intereses del Estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.