Stephen Hawking: el hombre que descubrió el universo

Stephen Hawking: el hombre que descubrió el universo

Ha fallecido en su casa de Cambridge a los 76 años.
El científico británico que explicó el universo y nos acercó las estrellas falleció en la madrugada de ayer a los 76 años. Sus tres hijos, Lucy, Robert y Tim, emitieron un comunicado a primera hora de ayer en el que manifestaban estar “profundamente entristecidos por el fallecimiento de nuestro padre. Era un gran científico y un hombre extraordinario cuyo trabajo y legado sobrevivirá por muchos años. Su coraje y persistencia, con su brillo y humor, inspiraron a personas en todo el mundo. En una ocasión dijo El universo no sería gran cosa si no fuera hogar de la gente a la que amás. Le echaremos de menos para siempre”.
Su trabajo sobre los agujeros negros y el intento de unificación de las dos grandes teorías de la física del siglo pasado, relatividad y mecánica cuántica, pasarán a la historia, así como el carácter divulgativo de sus publicaciones. Breve historia del tiempo, del Big Bang a los agujeros negros es el libro de ciencia más vendido en toda la historia. Pareció durante 54 años esclerosis lateral amiotrófica, ELA, a pesar de que los médicos sólo le auguraron dos años más de vida cuando le fue diagnosticada a los 22. Hawking se ha convertido en un símbolo de las posibilidades de la mente humana gracias a su intuición, su fuerza, su sentido del humor y su impresionante inteligencia, unida a una insaciable curiosidad.

Singularidad del espacio tiempo
Entre las muchas aportaciones a la ciencia, una de las principales es su teoría, junto a Roger Penrose, de la singularidad del espacio-tiempo, que aplicaba la lógica de los agujeros negros al universo entero. En esa línea de investigación de estos fenómenos del universo, Hawking descubrió que los agujeros negros desprenden energía hasta desaparecer algo que se conocería como la radiación Hawking. En 2014, en un polémico artículo, aseguró que resistían los agujeros negros, al menos como se habían entendido hasta entonces. La teoría decía que a partir de un punto, la energía, es decir la luz, no podría escapar a la gravedad de un agujero negro. En cambio, Hawking argumentó que sí podría escapar ya que no existía un horizonte de sucesos, un punto de no retorno, sino un horizonte aparente, de forma que el agujero negro contendría la energía durante un tiempo indeterminado antes de dejarla escapar.
Una de sus últimas obsesiones fue la vida extraterrestre, a la que se refirió en una entrevista diciendo que “si los extraterrestres nos visitaran, el resultado se parecería mucho a lo ocurrido cuando Colón desembarcó en América: a los nativos americanos no les fue bien. Estos extraterrestres avanzados podrían convertirse en nómadas e intentar conquistar y colonizar todos los planetas a los que pudiesen llegar. Para mi cerebro matemático, de números puros, pensar en vida extraterrestre es algo del todo racional. El verdadero desafío es descubrir cómo podrían ser pesos extraterrestres”.
Su vida estuvo plagada de innumerables anécdotas, humor y modos de agarrarse a la vida, convirtiéndose en todo un icono y una referencia de la lucha humana frente a las adversidades sentado en su silla de ruedas. Pérez y un personaje en la serie Los Simpson y apareció en The Big Bang Theory, de la que era fan. “Quiero demostrar que la gente no debe estar limitada por capacidades físicas, siempre que su espíritu no esté discapacitado”, por lo que se subió a un globo aerostático para celebrar su 60 cumpleaños, y los 65 a un Boeing 272, probando la gravedad cero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.