Singularidad tecnológica

Carolina Gutiérrez Montero.

Por Carolina Gutiérrez Montero (investigadora biomédica)
En la zona sur del área de la Bahía de San Francisco se encuentra Silicon Valley donde se alojan las mayores corporaciones de tecnología del mundo y miles de pequeñas empresas en formación. A pesar del desarrollo de otros centros económicos de alta tecnología en Estados Unidos y por el mundo, Silicon Valley continúa siendo el centro líder para la innovación y desarrollo de alta tecnología, recibiendo un tercio del total de la inversión de capital riesgo en Estados Unidos.
Justo aquí en Silicon Valley se encuentra la Singularity University (Universidad de la Singularidad), cuyo nombre hace referencia a la singularidad tecnológica, y cuya finalidad es la de reunir, educar e inspirar a todos aquellos que quieran esforzarse en comprender y facilitar el desarrollo exponencial de las tecnologías y promover y aplicar estas herramientas para resolver los grandes desafíos de la humanidad. Sus grandes patrocinadores son Google y la NASA y dos de sus principales fundadores Peter Diamandis y Bob Richard.
La singularidad tecnológica básicamente establece que llegará un momento en que la tecnología se desarrollará de manera tan rápida que los robots, ordenadores, máquinas…serán capaces de mejorarse a sí mismos y serán muy superiores a nuestra capacidad intelectual y posiblemente a nuestro control.
¿Estamos preparados los humanos para la llegada de esta singularidad tecnológica?, ¿estamos preparados para hacer frente a estos nuevos retos de la humanidad?, ¿creen ustedes que el hombre podrá ser inmortal en el año 2050?
La Universidad de la Singularidad quiere precisamente contribuir a la compresión y aplicación de estas nuevas tecnologías y conseguir en último término mediante las tecnologías exponenciales y científicas, la abolición de la pobreza.
La semana pasada se presentó en Madrid la Asociación Española de la Singularidad (AES), asociación sin ánimo de lucro cuyo objetivo principal es la difusión y promoción de estas tecnologías exponenciales, los paradigmas y las trayectorias tecnológicas y científicas, como medio para obtener la abundancia y el bienestar de los ciudadanos: es decir, de forma humilde y modesta, apoyar al objetivo que persigue la Universidad de la Singularidad, pero en nuestro entorno. Poner en valor todo lo que de la singularidad se deriva como bien para nuestra sociedad.
La AES pretende ser la voz de todos los que tengan algo que contar: científicos/tecnólogos/ingenieros…para que difundan sus ideas y proyectos a la sociedad a través de conferencias, utilizando su página web, dándoles a conocer en medios de comunicación. Ser un nexo de unión y difusión de los cambios tecnológicos que están llegando ya a nuestras vidas y la sociedad, que tiene que aprender a convivir con ellos y a entender que están aquí para facilitarnos la vida. Tecnología para hacernos más humanos.
Esta asociación la han constituido entre un economista, un psicólogo y una investigadora biomédica pero está abierta a todo aquél que quiera ser cómplice y partícipe de esta singularidad.
La AES cuenta con un Observatorio de la Singularidad donde se refleja todo lo relevante a nivel mundial en este campo que aparece cada día, con Conferencias Exponenciales a celebrar cada mes con científicos de prestigio, con información científica/tecnológica de primer nivel…
La puesta de largo tuvo lugar en la Biblioteca Marqués de Valdecilla de la Universidad Complutense de Madrid, y a ella acudieron un nutrido grupo de personas, para muchas de las cuales era su primer contacto con la singularidad pero que al final del acto salieron todas ellas convencidas que este avance tecnológico corre a pasos agigantados, y que podemos hacer dos cosas: cerrar los ojos y no querer verlo, o intentar comprenderlo y aprovechar todo lo bueno que de él se deriva.
En España no podemos quedarnos atrás, tenemos que seguir los paradigmas tecnológicos de nuestros tiempos. En nuestro país hay gente muy preparada, hay potencial humano suficiente pero hay que luchar para que a los científicos se les financie adecuadamente para que puedan llevar a cabo sus investigaciones, sus emprendimientos y que se puedan aplicar todas las tecnologías científicas desarrolladas.
A ello contribuirá humildemente la AES para promover este emprendimiento y  divulgar la bondad de los desarrollos científicos/tecnológicos con el objetivo de conseguir una vida mejor.
Vicepresidenta Científica de la Asociación Española de la Singularidad: aesingularidad@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.