Y, sin embargo, Puigdemont intentará una investidura

Y, sin embargo, Puigdemont intentará una investidura

Pese a que, cuando anunció su candidatura por Junts a la Generalitat, Carles Puigdemont, líder neoconvergente, dijo que, si no ganaba, no intentaría una investidura, el expresident ahora anuncia que sí lo intentará.

A pesar de que Salvador Illa, aspirante por el PSC, ha ganado de forma incontestable, Puigdemont sigue fiel a sí mismo y promete una cosa para luego hacer la contraria. En definitiva, declaró la independencia de Cataluña y la suspendió a los ocho segundos.

Es verdad que Junts ha mejorado sus resultados, pasando de 33 diputados a 35. En cambio, el independentismo ha caído notablemente y ya no suma una mayoría suficiente.

En el mejor de los casos, podría llegar a un total de 61 votos a favor de investirle presidente, lejos de los 68 de una mayoría absoluta. Frente a ellos, 74 diputados que no optan por la independencia.

Aunque los 6 de Comuns se abstuvieran, seguiría habiendo 68 en contra, por lo que ni en segunda votación lograría la confianza del Parlament.

Ahora bien, Puigdemont confía, seguramente, en que, de ese modo, forzaría una repetición electoral ya que el cronómetro se pone en marcha.

Sería en octubre, si Illa no supera la investidura ni, por descontado, el líder de Junts, tampoco.

Así, Puigdemont cree que, siguiendo su retórica, tiene opciones, más aún ahora que su principal rival, Pere Aragonès, ha anunciado su abandono de la primera línea política.

Puigdemont, dispuesto a liderar un Govern de “coherencia soberanista”

De esta forma, el líder neoconvergente ha hecho su anuncio desde la sede electoral de Junts en Argelès-sur-Mer (Francia).

Su intención es, dijo, encabezar “un Govern de coherencia soberanista”. Además, defendió que sería “incoherente” que el PSC se apoyara “por activa en el PP y por pasiva en Vox”.

“Nadie entendería que estuviésemos todos perdiendo el tiempo”, afirmó. Por eso, insistió en su intención de liderar un Govern con el apoyo de ERC y la CUP.

De hecho, aseguró que ya ha mantenido los primeros contactos con los republicanos. Sin embargo, admitió, están lejos de “establecer un marco negociador”.

Por otro lado, reiteró que un Ejecutivo del PSC pasaría “necesariamente” por el PP y por la abstención de Vox. “Tenemos que preguntarle a Illa si el acuerdo de no aceptar votos de la extrema derecha por acción o por omisión sigue vigente”, apuntó.

Asimismo, deslizó que, si los socialistas se abrazan “al PP, esto dejaría sin sentido el acuerdo que tenemos con el PSOE en Madrid. No me imagino al PSC boicoteando el acuerdo con el PSOE en Suiza”.

Con todo, el PSC ya ha avanzado que no respaldará una investidura de Puigdemont, al tiempo que la CUP considera complicado apoyarle.

De hecho, rechazan la posibilidad de investir al candidato de Junts, pese a las “amenazas de bloqueo al Gobierno” de España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *