Sin consenso sobre el embargo al petróleo de Rusia

Sin consenso sobre el embargo al petróleo de Rusia

Los Veintisiete tendrán que seguir negociando el sexto paquete de sanciones contra Putin que debería incluir el embargo al petróleo de Rusia.

Hungría continúa bloqueando el consenso y en la reunión de este lunes tampoco se alcanzó un acuerdo que satisfaga a las partes.

“Seguimos con las mismas dificultades sobre el embargo del petróleo”, aseguró Josep Borrell, Alto Representante de la UE para Política Exterior. “Desgraciadamente no hemos podido finalizar el sexto paquete y los embajadores seguiremos discutiendo”, añadió en declaraciones tras el encuentro.

El pasado 8 de mayo Hungría bloqueaba el consenso por su alta dependencia del petróleo de Rusia. Este lunes ha vuelto a hacerlo.

En términos políticos el acuerdo es total, pero en cuestiones económicas el embajador húngaro sigue exponiendo las dificultades que supone para su país.

No sólo Hungría, sino que otros países del Este piden un plazo mayor para cortar con el suministro del crudo ruso. Además, reclaman garantías de que habrá a alternativas al petróleo de Rusia y más inversiones para acometer la transición.

El debate, “constructivo”, se centró en las cuestiones económicas. Los Veintisiete trataron acerca del coste que supondrá adaptar la estructura energética de aquellos países que se dependen más del crudo ruso.

No hay más opción que eliminar la dependencia del petróleo de Rusia

Borrell destacó que “las discusiones seguirán pero una cosa está clara en el Consejo y es que hay que eliminar la dependencia energética con respecto al gas, petróleo y carbón de Rusia. Es algo que debemos hacer progresivamente, lo antes posible, pero se tiene que hacer”.

El jefe de la diplomacia europea, sin embargo, no quiso establecer un plazo para alcanzar el acuerdo. Tan solo se limitó a señalar que espera que los debates acerca del sexto paquete de sanciones “no duren mucho”.

En ese sentido, admitió que no sabía “si va a durar una semana o dos”. Dicho esto, remarcó que el bloque comunitario afronta cambios estructurales en su realidad energética.

No en vano, un 40% del suministro de gas y un 25% del petróleo llega desde Rusia.

Por otra parte, Borrell aplaudió el acuerdo político para financiar con 500 millones de euros más para el envío de armas a Ucrania.

Así, “lo que empezó con 500 millones, ya alcanza 2.000 millones. Esto es la punta del iceberg porque los Estados miembros hacen mucho más”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.