Siete partidos boicotean al Rey en el aniversario del 23-F

Siete partidos boicotean al Rey en el aniversario del 23-F

Ayer se conmemoraba el 40º aniversario del intento de golpe de Estado del 23-F con un acto organizado por el Congreso al que asistió el rey Felipe VI. No acudieron, en cambio, siete formaciones políticas que ya vienen no asistiendo a los eventos que preside el monarca.

Se trata de ERC, Bildu, CUP, Junts, BNG, PNV y Compromís. Algunos de ellos también se ausentan habitualmente de los actos conmemorativos del, por ejemplo, homenaje a la Constitución.

En esta ocasión, entendían que resultaba inapropiado este evento en las circunstancias actuales. Es más, consideraban que es un modo de “blanquear” la Monarquía.

Desde Compromís señalaron que no quieren “participar en un lavado de imagen” y creen que el acto debiera limitarse a la participación de los parlamentarios.

“Conmemorar el 23F como un triunfo de la democracia no nos parece que refleje la realidad de lo que sucedió. Todavía no sabemos qué sucedió realmente, porque hay lagunas de información que voluntariamente el Estado mantiene en el secreto más absoluto”, apuntan en Bildu.

A excepción del PNV y la formación que pilota Joan Baldoví, los otros cinco explican en rueda de prensa por qué rechazan el acto.

El partido que encabeza Aitor Esteban en el Congreso explicaría por su cuenta los motivos. Los jeltzales critican la pertinaz negativa de lo que llama el bloque sistémico a reformar la ley de secretos oficiales.

Esa modificación posibilitaría, precisamente, desclasificar la información acerca de la asonada militar y otros oscuros episodios de la historia reciente.

Por su lado, Unidas Podemos, que sí participó en el acto, incidía en ello, como “una de las grandes anomalías de la democracia en comparación con la mayoría de países modernos”. “A día de hoy todavía quedan muchas zonas de oscuridad” sobre el 23-F.

Pablo Echenique, portavoz de la formación morada en el Congreso, insistía en que “si este acto tiene que servir para algo más allá del boato institucional, ojalá sirva para que todas las fuerzas políticas tomen conciencia de la necesidad de desbloquear el trámite de la ley de secretos oficiales”.

Así, explicó, los españoles podremos “saber qué pasó exactamente en esos días tan críticos. Quién hizo qué, quién estuvo del lado de la democracia y quién no tanto”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.