Un secretario de Estado belga: “España tiene presos políticos”

Lo ha hecho a través de su cuenta de Twitter.

Theo Francken, secretario de Estado de Asilo belga, y nacionalista flamenco, acusó ayer a España de tener presos políticos. En su cuenta de Twitter ha escrito: “El ministro de Interior retratado como fascista, yo como neonazi. Extraño, pensaba que era en España en donde actualmente hay presos políticos”. Francken se ha posicionado en varias ocasiones en apoyo al movimiento independentista catalán.
Sus declaraciones respecto a la crisis catalana ya han traído polémicas desde hace un tiempo, cuando, por ejemplo, insinuó que Bélgica pudiera conceder asilo político al expresidente catalán. El 29 de octubre, poco antes de que Puigdemont apareciera en Bélgica, declaró que “se está hablando ya de una pena de cárcel. Quedaría por ver hasta qué punto sería justo ese juicio”. A raíz de esta situación, debido al peso de los ministros de N-VA, las relaciones entre Bélgica y España se tensaron.

Tensión entre los Gobiernos belga y español
La última de las situaciones de tensión qué sé han vivido entre España y Bélgica fue durante la manifestación del día 7 de diciembre en Bruselas, a la que acudieron en torno a 45.000 personas, en la que se pudo ver un coche de la Policía Local de esa ciudad con una bandera independentista catalana en su ventana, lo que llevó a que Esteban González Pons, portavoz del PP en la Eurocámara, pidiera explicaciones al Gobierno belga por haber permitido que algún coche policial llevar a una bandera que no es la de Cataluña, sino “una ilegal que representa la ruptura de España”, así como que Pilar Ayuso, eurodiputada popular, twitteara definiendo al ministro Jambon como “independentista flamenco y neofascista que es amigo de Puigdemont”. Jambon se limitó a subrayar que la policía local no depende de su cartera y pidió al Partido cristianodemócrata belga que repruebe a Ayuso.
En esta ocasión, Francken ha publicado varios mensajes en inglés, francés y neerlandés en respuesta a una información del diario ABC en el que se le relaciona, junto a otros miembros de su partido, con el colaboracionismo neonazi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.