Se inyecta zumo de fruta, para recibir más vitaminas, y está a punto de fallecer

Se inyecta zumo de fruta, para recibir más vitaminas, y está a punto de fallecer

Se inoculó por vía intravenosa el jugo de 20 tipos de frutas diferentes.
Una mujer china de 51 años estuvo al borde de la muerte después de inyectarse directamente en vena un zumo con 20 tipos de fruta pensando que esta era la mejor manera para aprovechar todas sus vitaminas.

Después de empezar a aparecer los primeros síntomas, subía la temperatura y tenía picazón en la piel, hubo de ser ingresada de urgencias en el Hospital Universitario de Xiangnan en Hunan, donde permaneció en cuidados intensivos durante cinco días. Una vez comprobada la satisfactoria evolución de la paciente, fue dada de alta.

El afán de obtener belleza y bienestar de manera rápida y eficaz lleva más habitualmente de lo que creemos a cometer este tipo de disparates. El riesgo, como ha quedado demostrado, es evidente y alto. No solo por inyectarse por vía intravenosa cualquier sustancia, sino que tampoco es bueno ingerir por vía oral semejante concentrado. La falta de conocimientos básicos está detrás en buena parte de las razones que llevan acciones como la descrita.

Distintas encuestas evidencian el error de que muchos padres piensan que los zumos son tan saludables como la fruta sólida. En cambio, al exprimirla buena parte de sus beneficios desaparecen. Es el caso de la fibra, los antioxidantes, vitaminas, fitonutrientes y minerales que se quedan fuera. Sin embargo, el azúcar se mantiene. Por ejemplo, en un vaso de zumo de naranja hay seis cucharaditas de azúcar, que es bastante más que una porción de fruta entera, y que pasa directamente a la sangre.

En 2013, un estudio llevado a cabo por un equipo de la escuela de Salud Pública de Harvard descubrió que los que participaron en él que tomaron la fruta bebida tenían un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 que aquellos que ingerían la fruta a trozos. En especial con el consumo de arándanos, uvas y manzanas, que aporta un menor riesgo de diabetes tipo 2. Ni qué decir, que los zumos no dañan la salud pero todo, como siempre, debe hacerse con moderación. Por descontado, inyectarse un zumo raya en la demencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *