Se confirma la masacre de Cochabamba

Se confirma la masacre de Cochabamba

Los nueve manifestantes que fallecieron en los enfrentamientos con la policía en Sacaba, en Cochabamba, murieron por las heridas de bala provocadas por “armas de fuego largas”, ha informado Juan Lanchipa, fiscal general del Estado de Bolivia.

Tras las autopsias llevadas a cabo en el Instituto de Investigación Forense (IDIF), se ha llegado a la conclusión previa de “armas largas” por el tipo de orificio que presentaban las víctimas.

Así, “se han desarrollado de manera continua las autopsias médico legales. Las dimensiones y características de los orificios de entrada de manera preliminar corresponden a armas de fuego largas, en todo caso están siendo sometidas a pericias técnicas por el IDIF”, señaló el fiscal.

Cinco de las víctimas presentaban trayectoria oblicua de salida en el tórax o abdomen, otros dos, orificio de entrada en parte posterior y los demás, orificio de entrada en la parte anterior del cuerpo.

Se observó que ocho de los fallecidos en el puente Huayllani tenían orificio de entrada y salida. Por esa razón no se han podido recuperar las balas. Solo en un caso de los nueve se ha podido extraer un proyectil que está siendo analizado por balística, ha explicado Andrés Flores, director del IDIF.

Los graves disturbios del viernes en Cochabamba entre productores de coca de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba y un contingente policial militar se saldaron con nueve muertos, más 115 heridos y 200 detenidos. Los agentes custodiaban el paso en el puente, en el kilómetro 10 de la avenida Villazón de Sacaba.

Jaime Zurita, comandante de la Policía de la ciudad señaló, después de los disturbios, que se había incautado a los manifestantes armas de fuego, bazucas caseras y explosivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.