El Santander pierde 8.771 millones de euros

El Santander pierde 8.771 millones de euros

Al cierre de 2020, Banco Santander ha presentado unas pérdidas de 8.771 millones de euros, una cifra que contrasta con los 6.515 millones que ganó en 2019. Detrás de ello, el incremento de las dotaciones para afrontar la crisis del coronavirus y la caída contable de 12.173 millones en el valor de sus filiales en Reino Unido, Estados Unidos y Polonia.

Son las mayores pérdidas de su historia, algo ya ha anunciado en julio por el propio Santander. Asimismo, venía certificándose por las pérdidas en el tercer trimestre del pasado año cifradas en más de 9.000 millones de euros.

La entidad bancaria ha remitido esta información a la Comisión Nacional del Mercado Valores (CNMV). Al margen de estos ajustes contables, el beneficio ordinario cayó un 38% respecto a hace un año, hasta los 5.081 millones.

Esto está “en línea con el objetivo que avanzó en octubre”, señala el Santander. Asimismo, la rentabilidad sobre recursos propios baja desde el 8,38% al 5,68% en el año pasado.

Brasil aporta el 30% de los resultados ordinarios, mientras que a la unidad de crédito al consumo Santander Consumer se le atribuye el 15%. México aporta el 11%, Estados Unidos el 10%, Reino Unido el 8%, España el 7% y Chile el 6%. El resto se distribuye entre Argentina, Polonia, Portugal y el resto de Sudamérica.

Así, todos los países muestran caídas el beneficio ordinario, salvo Argentina, que sube un 91%, y México (+4%). Entre los que más pierden, España, que gana 517 millones, esto es un 67% menos que en 2019.

Detrás de este menor beneficio, el hecho de haber triplicado las dotaciones para saneamientos. A su vez, Polonia pierde un 52% y Reino Unido un 50%.

La solvencia se situó en el 11,89%, según el ratio de capital de máxima calidad CET1 fully loaded. Esto coloca al Santander en la parte baja de la clasificación europea de entidades del Banco Central Europeo.

En cuanto a los márgenes de la cuenta de resultados, todos caen en torno a un 10% respecto a 2019. Los préstamos totales bajan un 2%, pero sin el efecto de los tipos de cambio habrían subido un 5%.

Por último, respecto a los depósitos, el volumen de ellos se incrementa en un 1%. Habría crecido el 9% si el tipo de cambio. En España se concentra el 33% de los depósitos, el 23% en Reino Unido y el 10% en Brasil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.