Sanidad baraja sustituir AstraZeneca por Pfizer

Sanidad baraja sustituir AstraZeneca por Pfizer

La aparición de trombos y su “posible relación” con la vacuna de AstraZeneca han hecho que Sanidad valore utilizar otra vacuna para las segundas dosis.

En concreto, la idea es inyectar la vacuna de Pfizer-BioNTech, como así han acordado las autoridades sanitarias de Alemania. Para ello, el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) ha lanzado el estudio CombiVacs, analizando la posibilidad de administrarla a quienes recibieron una de AstraZeneca.

El ensayo, en fase 2, comparativo, randomizado y adaptativo valorará la seguridad e inmunogenicidad de esta posibilidad. El Gobierno suspendió la administración de la vacuna anglo-sueca a menores de 60 años, por lo que hay que solucionar qué segunda dosis se administra a quienes recibieron la primera.

La opción de Pfizer-BioNTech parece ser la más adecuada también por la disponibilidad que se va a tener de ella. La farmacéutica adelantará en este trimestre 50 millones de dosis que deberían entregarse en los últimos tres meses de este año.

Así, Raquel Yotti, directora del ISCIII, dio detalles del ensayo en rueda de prensa. Uno de ellos es que el estudio se llevará a cabo en cinco hospitales.

En concreto, La Paz de Madrid, Clínico San Carlos de Madrid, Vall d’Hebron de Barcelona, Clinic de Barcelona y Cruces de Vizcaya. Contará también con la participación del Centro Nacional de Microbiología como laboratorio central.

Según explicó Jesús Antonio Frías, coordinador de la red de investigación clínica del ISCIII, se escogieron estos hospitales “porque tienen la capacidad y experiencia para hacerlo con la premura que nos hace falta”.

Por su lado, Yotti señaló que este ensayo es “uno de los primeros” que “analizarán la seguridad e inmunogenicidad de este tipo de pautas combinadas”.

Además, la evidencia científica que se generará será de gran valor para Sanidad “y muy probablemente a nivel internacional”, remarcó.

Se contará con 600 voluntarios que ya recibieron AstraZeneca

Para llevar a cabo el ensayo, indicó Frías, se contará con 600 pacientes voluntarios de distintos grupos de edad y regiones españolas. Ya han recibido la primera dosis de AstraZeneca y se les dividirá en dos grupos.

Uno de ellos, de 200 personas, recibirá la dosis “inmediatamente” y el otro, de 400 participantes, la recibirá después de pasar 28 días. Se les evaluará a los tres, seis y doce meses con el fin de comprobar los efectos.

En cuanto a cuándo comenzará el ensayo, el también jefe de Servicio de Farmacología Clínica del Hospital Universitario La Paz apremia. “Si es posible, ponerlo en marcha la semana que viene”, apuntó.

La intención es sacar unas primeras conclusiones antes de que transcurran las 12 semanas pautadas entre la primera y a segunda dosis. De ese modo, se afrontará la vacunación contando con más evidencias científicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.