El sanguinario etarra sale de prisión

El sanguinario etarra sale de prisión

Tras hacerse efectiva la decisión de la magistrada María de los Reyes Jimeno Gutiérrez, el etarra Antonio Troitiño salió ayer de la cárcel de Estremera. La juez de Vigilancia Penitenciaria decidió otorgarle la libertad condicional debido a la enfermedad que padece.

No obstante, al histórico dirigente etarra se le han impuesto medidas de control. Entre ellas, la obligación de comparecer cada quince días en dependencias policiales. Además, debe someterse a la custodia familiar y tienen prohibido participar en actos de la banda terrorista.

Troitiño viaja al País Vasco. Su abogada comunicó que a causa del “contexto de las condiciones de encarcelamiento”, el dirigente de ETA dejaría de recibir el tratamiento de quimioterapia que se le administraba de forma paliativa.

Antes de la libertad condicional, el activista etarra progreso al tercer grado, como le otorgó el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria. Por su parte, Etxerat, la asociación de familiares de presos de ETA, ha vuelto a pedir que se termine con lo que ellos llaman “política penitenciaria de excepción”.

La puesta en libertad condicional de Troitiño se hace en virtud del artículo 196.2 del Reglamento Penitenciario. Según éste, se elevará expediente libertad condicional cuando, “según informe médico, se trate de enfermos muy graves con padecimientos incurables”.

La juez ha impuesto reglas de conducta para el seguimiento del miembro etarra. Además de la custodia familiar y las medidas antes citadas, Troitiño tiene obligación de residir en el lugar que él designe y de fijar domicilio. Asimismo, le queda prohibido abandonar o ausentarse temporalmente que su lugar de residencia y provincia sin autorización del Juzgado.

El sanguinario etarra cumple condena de cinco años, once meses y 29 días, así como dos años y medio de libertad vigilada. Se le condenó en 2018 por integración en organización terrorista al reengancharse a las filas de ETA. Después de salir de la cárcel en 2011, huyó a Londres. Su condena se liquidada en su totalidad en noviembre de 2022.

Troitiño fue miembro del sanguinario ‘comando Madrid’ de ETA y cumplió 24 años de prisión de los 2.700 a los que se le condenó por 22 asesinatos. En 2011 salió de la cárcel de Huelva debido a un nuevo cálculo de sus condenas. En cambio, ya había pasado a la clandestinidad cuando se ordenó una nueva detención.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.