Sánchez y Torra se reúnen en el Palacio de Pedralbes

Sánchez y Torra se reúnen en el Palacio de Pedralbes

Mientras que el Gobierno habla de reunión bilateral, la Generalitat lo hace de cumbre.
El Palacio de Pedralbes, en Barcelona, ha sido testigo del encuentro que han mantenido Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, y Quim Torra, de la Generalitat, en el que, a puerta cerrada y tras casi hora y media, han llegado al acuerdo de trabajar por un “diálogo efectivo”.

En otra sala, en paralelo, se reunían Carmen Calvo, vicepresidente del Ejecutivo, Meritxell Batet, ministra de Política Territorial, Pere Aragonés, vicepresident de la Generalitat, y Elsa Artadi, consejera de Presidencia y Portavoz. En ambos casos se han conjurado para tener un nuevo encuentro en enero.

Posteriormente, los dos presidentes han acudido a una entrega de premios en un hotel cercano al palacio y allí Torra ha agradecido haber podido “hablar de todo” con Sánchez.

Aunque la voluntad de ese “diálogo efectivo” se concretará en enero, las dos administraciones han pactado un comunicado conjunto en el que hablan de canalizar “una propuesta política que cuente con un amplio apoyo de la sociedad catalana”. igualmente, “potenciar los espacios de diálogo que permitan atender las necesidades de la sociedad”.

En rueda de prensa, Artadi confirmó, después del encuentro, que “existen grandes diferencias” entre los dos gobiernos e insistió en reclamar que no se judicialice la situación política catalana, así como en exigir los derechos fundamentales de la sociedad de Cataluña. Además, afirmó que no se ha hablado de un hipotetico referéndum de autodeterminación.

Por su lado, Batet reiteró que “no hay otra salida para afrontar el problema político que el respeto a la legalidad”, agregando que el Gobierno “está convencido de que podemos caminar juntos en una solución política para Cataluña dentro de la Constitución y el Estatuto”.

En ese sentido, hizo hincapié en la necesidad de “ensanchar el diálogo entre los gobiernos”, además de ensancharlo “también entre las fuerzas políticas catalanas”. A su vez, puso en valor la Mesa de Diálogo creada a instancias de los socialistas catalanes que volverá a reunirse el 8 de febrero.

La ministra también quiso manifestar su “satisfacción” por la reunión y reiteró que es necesario avanzar en “consensos transversales”, por lo que no se puede hablar de derecho de autodeterminación “porque no existe”.

Previamente, las versiones acerca de estas reuniones variaban según quién lo contará. Mientras que el Gobierno de la Nación hablaba del encuentro como una reunión bilateral, el Govern se empeñaba en tratarlo como una cumbre. Una fotografía de familia de los seis dirigentes pretendía resolver las diferencias.

Entretanto, la Ciudad Condal se preparaba para las protestas que hoy han sido convocadas en respuesta a la celebración del Consejo de Ministros en la Llotja de Mar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *