Sánchez entra y sale de la polémica de Garzón

Sánchez entra y sale de la polémica de Garzón

Hasta ahora, Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, no se había pronunciado acerca de la polémica suscitada por las declaraciones de Alberto Garzón, ministro de Consumo.

Pues bien, este lunes ha entrado y a renglón seguido se ha salido de ella en una entrevista en la cadena SER. Por un lado, lamentó la polémica, defendió la calidad de carne española, pero evitó manifestarse sobre un hipotético cese de Garzón.

Afirmó lamentar “mucho esta polémica. Hablamos de un sector en España que produce una carne de extraordinaria calidad, lo dice el mercado cuando responde a esta cuestión”.

En ese sentido, aseguró que el sector cárnico en España sigue los “máximos estándares” que la normativa española y europea establece. Asimismo, el presidente recordó el importante peso que el sector tiene a nivel de exportación.

Insistió en que, al margen de las declaraciones del ministro, lamenta la polémica porque “no se compadece” con las realidad del sector. Tampoco, con las actuaciones del Gobierno en cuanto a acompañar y ordenar el sector primario y, concretamente, las granjas de animales.

Sin embargo, Sánchez evitó pronunciarse acerca de un posible cese del titular de Consumo. Tampoco respecto a lo que el propio Garzón afirma en el sentido de que acabará la legislatura al frente del Ministerio.

Sánchez: el Gobierno se expresa en el BOE

Preguntado acerca de si las declaraciones el ministro las hizo a título personal o en nombre del Ejecutivo, Sánchez se limitó a decir que el Gobierno se expresa en el BOE.

Asimismo, se manifiesta mediante las políticas que lleva a cabo y con los acuerdos con el sector ganadero. Unos pactos que intentan acompañar a un sector que se está transformando, además de responder a un cambio de hábitos de consumo.

A su vez, dijo, las políticas del Ejecutivo buscan garantizar la rentabilidad de las explotaciones y su adecuación a la sostenibilidad medioambiental. “Lamento esta polémica, con esto creo que lo estoy diciendo todo”, zanjó.

Cabe recordar que Garzón no criticó al sector ganadero ni cárnico en sus declaraciones al diario británico The Guardian. Es más, lo dejó claro publicando en su cuenta de Twitter la transcripción de la entrevista.

Sí la ganadería intensiva de las macrogranjas porque la carne de éstas es de menor calidad que la de la ganadería extensiva y contamina. En ningún momento atacó a la carne española, sino, más bien, elogió la que produce la ganadería extensiva. A partir de ahí, que cada uno saque sus conclusiones.

Con todo, es difícil que el presidente quiera abrir un melón y meterse en un berenjenal cesando a Garzón. Provocaría un nuevo cisma en el Gobierno toda vez que Podemos se ha alineado con el ministro de Consumo.

Y no hay que olvidar que el 13 de febrero hay elecciones en Castilla y León.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.