Sánchez y Aragonès hablarán sobre el caso Pegasus

Sánchez y Aragonès hablarán sobre el caso Pegasus

Aunque el caso Pegasus no era el eje central de la Reunión Cercle d’Economia de este viernes, sí ha sido tema de conversación entre Pedro Sánchez y Pere Aragonès.

Al menos lo ha sido durante los breves cuatro minutos en los que ambos presidentes han conversado, emplazándose a reunirse para abordar el asunto.

Según fuentes de la Presidencia de la Generalitat, Aragonès trasladó a Sánchez que la situación provocada por el espionaje “es muy grave”. Asimismo, ha pedido que se trate la cuestión en una reunión cara a cara.

Asimismo, dichas fuentes aseguran que el presidente del Gobierno ha confirmado que se tienen que ver para hablar sobre el caso Pegasus.

No obstante, para el jefe del Ejecutivo catalán ese emplazamiento no representa un cambio sustancial hasta que se concrete la reunión. Llevan, dijo, tres semanas reclamándola.

A su vez, fuentes gubernamentales señalan que Sánchez trasladó a Aragonès su voluntad para solucionar la situación. Considera necesario “pensar en los catalanes”, por lo que se necesita celebrar dicho encuentro. No obstante, aún no se ha concretado la fecha.

Por otra parte, esa breve conversación se produjo con semblante serio mientras esperaban la llegada de Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.

En otras ocasiones, los gestos y el clima entre ambos mandatarios ha sido significativamente más amables.

Prueba de la tensión entre ambas instituciones es que Aragonès no aplaudió cuando Sánchez finalizó su discurso en la sesión de clausura.

Una intervención en la que el presidente del Gobierno insistió en su “firme voluntad” de avanzar en el diálogo con la Generalitat. No obstante, en ningún momento o mencionó el caso Pegasus.

De nuevo fuentes de la Presidencia catalana señalan que la apelación al diálogo de Sánchez “no aporta nada nuevo y menos” en el actual contexto.

Precisamente, este pasado jueves Paz Esteban, directora del CNI, compareció en la Comisión de Gastos Reservados del Congreso.

Allí admitió que se espió legalmente a casi una veintena de dirigentes independentistas, entre ellos Aragonès.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.