Rusia e Irán tratan de influir en la campaña norteamericana, según Estados Unidos

Rusia e Irán tratan de influir en la campaña norteamericana, según Estados Unidos

John Ratcliffe, director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, ha asegurado que Rusia e Irán han obtenido información sobre votantes estadounidenses, para influir en la campaña norteamericana. Sospecha que estos datos podrían utilizarse para comunicar “información falsa” a los inscritos en proceso electoral actual.

No obstante, el director, ha matizado que los controles de Estados Unidos “son resistentes” y que los votos “están seguros”. Según Ratcliffe, el país está preparado para tomar acciones contra aquellos que son “hostiles” a la democracia.

Irán se habría camuflado como Proud Boys para dañar la campaña electoral del presidente Donald Trump. Una venganza por romper, de forma unilateral, el acuerdo nuclear con Teherán.

En cuanto a Rusia, aunque no han trascendido detalles, ya trató de intervenir en la campaña norteamericana de 2016. Entonces, para perjudicar a la candidata demócrata, Hillary Clinton.

Judd Dere, portavoz de la Casa Blanca, ha señalado que el hecho de ofrecer una rueda de prensa para dar a conocer esta información es un ejemplo de que para Trump “América es lo primero”.

Los demócratas han acusado a Ratcliffe de “pirateo partidista y de “desclasificar” selectivamente documentos a doce días del fin de la campaña electoral. Su teoría es que de esa forma “saldrá beneficiado” el presidente Trump.

Mejoras en la seguridad de la campaña

El FBI está trabajando con otras agencias federales, estatales y locales, así como con compañías de tecnología y redes sociales privadas, para mejorar la seguridad de la campaña electoral y detener cualquier amenaza que ponga en peligro los próximos comicios.

Desde Moscú y Teherán niegan cualquier tipo de intento de influir en la campaña electoral estadounidense. El portavoz del Kremlin considera “lamentable” la acusación.

Por su parte Irán ha llamado al embajador suizo, como representante de Estados Unidos, para comunicarle que las supuestas injerencias son “infundadas”. Más bien, dijo, obedecen a un “intento de desviar la atención pública”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.