Rubalcaba sigue grave

Rubalcaba sigue grave

Su vida está fuera de peligro, según fuentes médicas.
Alfredo Pérez Rubalcaba, de 67 años, ministro del Interior y vicepresidente en los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero, sufrió en la tarde de ayer un ictus y se encuentra en estado grave, aunque fuentes médicas valoran que su vida se encuentra fuera de peligro.

El Servicio de Urgencias Médicas de Madrid, Summa, acudió al domicilio de Rubalcaba para atenderlo poco antes de las 19:00 horas y lo trasladó en estado grave al Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda.

Histórico dirigente del PSOE, volvió a la docencia en 2014 como profesor de Química Orgánica en la Facultad de Químicas de la Universidad Complutense de Madrid. Su carrera política es dilatada. Ya en la etapa de Felipe González ocupó relevantes cargos, entre ellos, el de secretario de Estado de Educación, ministro de Educación y Ciencia, titular de la cartera de Presidencia y portavoz del Gobierno.

Desde 2004, después de la victoria en las elecciones generales de Rodríguez Zapatero, Rubalcaba fue portavoz socialista en el Congreso y ministro del Interior entre 2006 y 2011. En 2010, también asumió la Vicepresidencia y la Portavocía del Gobierno.

En 2014, fue uno de los nombres que negoció la abdicación del rey Juan Carlos, el último de los múltiples servicios que prestó al Estado antes de abandonar la política. El propio monarca le pidió expresamente que no dejara la Secretaría General del PSOE hasta que se produjera su abdicación.

Recientemente, ha aparecido esporádicamente en actos del partido, colaborando ocasionalmente con Pedro Sánchez, quien ha expresado “los mejores deseos para su recuperación” y trasladando su cariño para él y toda su familia. Por su parte, Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, también ha enviado un mensaje mostrando su interés y deseo de que todo “se quede en un susto” y “se recupere pronto”. Pablo Casado, presidente del PP también se ha sumado enviando “un fuerte abrazo” a la familia “en estos difíciles momentos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *