El rey Juan Carlos reconoce otro fraude fiscal y paga 4 millones

El rey Juan Carlos reconoce otro fraude fiscal y paga 4 millones

Más de cuatro millones de euros ha pagado el rey Juan Carlos para regularizar unos ingresos no declarados a lo largo de varios ejercicios. Dichos ingresos sumarían más de ocho millones de euros.

En esta ocasión trata de regularizar las cantidades que corresponderían a vuelos realizados por Juan Carlos I que habría abonado la fundación Zagatka.

Serían unos vuelos a través de una compañía de jets privados hechos hasta 2018 que pagaría esa fundación propiedad de Álvaro de Orleans, primo lejano del emérito.

En opinión de la Agencia Tributaria, dichos viajes se podrían considerar un pago en especies, por lo que debe tributarse el IRPF por ellos.

Según reveló El País, Javier Sánchez Junco, el abogado del rey Juan Carlos, llevaría meses hablando con Hacienda para regularizar la situación. Los problemas del emérito para reunir la cantidad pagada habrían impedido llevar a cabo la regularización.

Ahora tendrá que demostrar ante la Agencia Tributaria el origen y ésta deberá responder si acepta la regularización o pide aclaraciones.

El rey Juan Carlos ya hizo una complementaria en diciembre

A primeros de diciembre, el emérito presentó una declaración complementaria, abonando casi 700.000 euros para regularizar su situación fiscal por el uso de unas tarjetas.

Los fondos, opacos, de éstas procedían del empresario mexicano Allen Sanginés-Krause. En concreto, la cifra abonada fue de 678.393,72 euros.

El rey Juan Carlos aparecía como beneficiario de la fundación Zagatka. Se constituyó en Liechtenstein en octubre de 2003 para ayudar al emérito cuando todavía era jefe del Estado en reconocimiento de su aportación a la democracia en España.

También aparecían el actual monarca Felipe VI y las infantas Elena y Cristina. En cambio, en junio de 2020 la fundación modificó sus estatutos haciendo desaparecer los nombres de los miembros de la Familia Real como beneficiarios.

Asimismo, cambió su objeto, pasando a ser “garantizar la asistencia financiera a la familia del fundador”.

Cabe recordar que la fundación Zagatka y Álvaro de Orleans ya aparecieron en una investigación. Se trata de la que realizó el fiscal suizo Yves Bertossa acerca de los fondos que supuestamente tenía Juan Carlos I en entidades suizas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.