El rey emérito presenta una declaración complementaria de 678.393,72 euros tras ocultar una donación

El rey emérito presenta una declaración complementaria de 678.393,72 euros tras ocultar una donación

Una declaración complementaria a Hacienda ha presentado el rey emérito, quien ha pagado 678.393,72 euros, lo que incluye intereses y recargos. Ha informado de ello Javier Sánchez-Junco, abogado del rey Juan Carlos, en un comunicado. Ya se había anunciado que lo haría, para evitar una investigación

Se trata de una declaración sin requerimiento previo y quedaría saldada la deuda del rey emérito con la Agencia Tributaria. “En cualquier caso, S.M. el Rey D. Juan Carlos, continúa, como siempre lo ha estado, a disposición del Ministerio Fiscal para cualquier trámite o actuación que considere oportuno”, reza parte del breve texto.

Esta declaración complementaria presentada por Juan Carlos I viene a regularizar su situación fiscal en relación al supuesto uso de tarjetas opacas. De ellas se habrían beneficiado tanto él como algunos de sus familiares. Los fondos procedían del empresario mexicano Allen Sanginés-Krause.

La Fiscalía del Tribunal Supremo estaba investigando este asunto y en las pesquisas también estaba interviniendo Alejandro Luzón, fiscal jefe de Anticorrupción.

Se investigan otros dos casos que afectan al rey emérito

El rey emérito habría realizado gastos con esas tarjetas sin declararlos a Hacienda. Se une este caso a otros dos: las posibles comisiones del AVE a La Meca y el presunto blanqueo de capitales a través de sociedades en un paraíso fiscal. El primero previsiblemente se archivará al no encontrarse indicios perseguibles respecto del exjefe del Estado

La propia Dolores Delgado, fiscal general del Estado, desveló esta última diligencia abierta. Las investigaciones comenzaron tras una e información procedente de “inteligencia financiera”, el Sepblac.

La información del Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales apunta a que el rey emérito tendría casi 10 millones de euros en una cuenta activa en la isla de Jersey. Recientemente Juan Carlos I habría intentado mover esos fondos.

La investigación se centra en la existencia de un trust en que el rey Juan Carlos aparece como beneficiario. Al parecer, se nutre de fondos de otro vehículo financiero parecido en las islas del canal que se constituyó en la década de los 90.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.