La reunión sobre los precios de los alimentos, sin acuerdo por falta de tiempo

La reunión sobre los precios de los alimentos, sin acuerdo por falta de tiempo

El encuentro que Yolanda Díaz y Alberto Garzón, ministros de Trabajo y Economía Social y de Consumo, respectivamente, mantuvieron sobre los precios de los alimentos básicos con representantes de la distribución y de los consumidores concluyó sin acuerdo.

No porque no haya habido una “actitud constructiva”, sino por las “múltiples” propuestas, pero sin tiempo suficiente para tratarlas.

En ese sentido, Díaz ha mostrado su gratitud a los representantes del Consejo de Consumidores y Usuarios y de las organizaciones que lo integran.

También a la Asociación de Supermercados Distribuidores, la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados y de la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados.

“Estamos atravesando un momento de extrema debilidad y por tanto que compete tomar todo tipo de medidas”, remarcó la también vicepresidente segunda.

Así, según explicó, tanto representantes de las distribuidoras de alimentación como de los consumidores hicieron numerosas aportaciones en muchos sentidos.

En cambio, la falta de tiempo ha impedido que se pudieran abordar con detenimiento. De ahí que se hayan emplazado a una nueva reunión tras la vuelta de Díaz del G20.

De este modo, se podrán mantener un encuentro largo para trabajar “todas y cada una de la propuestas”.

Asimismo, aprovechó para recordar en qué consiste su propuesta. Concretamente, en facilitar una cesta de la compra básica hasta “más allá de las Navidades”, compuesta por productos que aseguren una alimentación sana.

Así, en esa cesta se deben incluir carne, pescado, fruta, huevos, hortalizas y lácteos. Además, propone la elaboración de una cesta para celiacos.

Por otro lado, Garzón ha sostenido que el “compromiso adicional” que el Gobierno pide a las distribuidoras es precios de los alimentos accesibles.

Para las familias trabajadores y, especialmente, para las familias más vulnerables.

Además, ha vuelto a destacar que esa cesta se componga de productos saludables y variados. Recordó, a su vez, que la tasa de obesidad infantil en España se duplica en las familias más pobres respecto a las más ricas.

“Cuando hay más dificultades económicas, hay una tendencia a dejar de lado patrones de consumo saludable”, defendió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.