Resistencia Galega, presunta organización terrorista, bajo vigilancia judicial

Resistencia Galega, presunta organización terrorista, bajo vigilancia judicial

Antón García Matos, Toninho, y Asunción Losada Camba, ambos supuestos miembros de la presunta organización terrorista Resistencia Galega, detenidos por orden de la Audiencia Nacional han sido enviados a prisión y trasladados a la vivienda de Fornelos de Montes, en Pontevedra, donde fueron localizados para un registro, según han informado fuentes consultadas por Europa Press.

Fue Manuel García Castellón, juez de la Audiencia Nacional, quien decretó a su prisión incondicional por un supuesto delito de pertenencia a organización terrorista, a la vez que también lo hizo para otras dos personas que entiende son colaboradores de dicho grupo. Los cuatro fueron detenidos en el marco de la llamada Operación Lusista, a instancia de los juzgados de instrucción 4 y 6 de la Audiencia Nacional, con la acusación de pertenencia a organización terrorista en grado de dirigente, tenencia y transporte de explosivos y falsedad documental.

En los últimos años, varias operaciones policiales llevadas a cabo habían logrado desarticular los comandos de esta organización terrorista y detener a sus miembros, además de otras actuaciones contra su entramado organizativo de apoyo. A pesar de ello, un Toninho y losada seguían huidos desde el 2006, con lo cual Resistencia Galega mantenía los conocimientos técnicos y la experiencia necesaria para fabricar artefactos explosivos.

De la investigación se deduce que ambos son pareja y dirigían la organización, figurando entre los terroristas más buscados de España desde hace años. Incluso, pesaba sobre ellos un código rojo de Interpol, es decir una orden internacional de busca y captura. Hasta hace unos meses su búsqueda se centraba en Portugal, pero se amplió a Venezuela. Tras todos estos años finalmente fue localizado en Vigo.

Según la Guardia Civil, se atribuyen a Resistencia Galega más de 60 acciones violentas en las que se habrían empleado, en muchas de ellas, explosivos de fabricación casera. La colocación de un artefacto explosivo en el Ayuntamiento de Baralla, Lugo, el 1 octubre 2014 es la última acción terrorista conocida de Resistencia Galega.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.