Republicanos contra Donald Trump

Republicanos contra Donald Trump

El obstinado intento de Donald Trump de revocar los resultados de las elecciones en Estados Unidos está siendo contestado por varios senadores republicanos. Mitt Romney, senador por Utah, encabeza la lista de dirigentes del Partido Republicano que desaprueban los movimientos del todavía presidente.

Consideran que es una iniciativa “antidemocrática” que está erosionando “la confianza de la opinión pública” en las instituciones.

En un durísimo mensaje en su cuenta de Twitter, Romney carga contra Trump. “Tras fracasar a la hora de presentar un caso creíble de fraude generalizado ante los tribunales, el presidente está recurriendo ahora al ejercicio de una presión descarada sobre las autoridades locales y estatales. Me cuesta imaginarme una acción más grave y más antidemocrática por parte de un presidente estadounidense”, reza el tweet.

Así se manifestó el senador republicano tras la rueda de prensa que protagonizó Rudy Giuliani, principal asesor de Trump y ex alcalde de Nueva York. En esa comparecencia del jueves, puso sobre la mesa teorías conspiratorias sin fundamento.

Denunció un supuesto “fraude nacional” en las “grandes ciudades controladas por los demócratas”. Añadió que estos “tienen una larga historia de corrupción”.

Varios senadores republicanos repudian las acciones de Trump

No sólo se irá pronunciado Romney. Ben Sasse, senador por Nebraska, es otro de los republicanos crítico con las maniobras del presidente. En un comunicado, advirtió de que “salvajadas de ruedas de prensa” como la vivida hace dos días “erosionan la confianza de la opinión pública”. Agregó: “somos una nación de leyes, no de tweets”.

Sasse suena entre las quinielas de un posible candidato a la presidencia de Estados Unidos en 2024. “Los abogados de Trump se han negado a repetir ante un juez estas sospechas de fraude porque conocen las consecuencias legales que comporta decir una mentira ante un tribunal”, señaló.

Además, recordó que el todavía presidente “ha perdido las elecciones en Michigan por más de 100.000 votos”. “Su campaña y sus aliados han perdido o abandonado las cinco demandas presentadas allí por carecer de prueba alguna”, añadió.

Por su parte, Joni Ernst, senadora republicana por Iowa, opina de igual manera. Rechaza las declaraciones de la abogada Sidney Powell, asociada a la campaña de Trump y presente en la rueda de prensa de Giuliani.

Expresó su repulsa por la acusación a candidatos demócratas de segunda fila de haber pagado “para manipular el sistema”. Calificó esa declaración no sólo como “ofensiva”, sino “absolutamente indignante”.

El líder republicano en el Senado no se pronuncia

Sin embargo, republicanos de gran peso insisten. Entre ellos Mitch McConnell, quien todavía no ha explicado su posición pero en otra rueda de prensa dijo que “en este país hay una forma de lidiar con las disputas. Se llama ‘ir a los tribunales’”. Deja entrever su postura.

A pesar de ello, agregó que los republicanos, si llega el caso, garantizarán “una transferencia de poder tranquila”. El líder del Partido Republicano en el Senado se mantiene a la espera de que finalice el proceso de las demandas que ha abierto Trump.

Hasta ese momento, “cualquier otra cosa que digamos al respecto será francamente irrelevante”, zanjó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.