Repsol tiembla con la china Sinopec

Repsol tiembla con la china Sinopec

Repsol presentará las cuentas de este ejercicio el próximo jueves y en ellas refleja una provisión de 837 millones de euros a causa del laudo que mantiene con Sinopec, una compañía china. La petrolera calificó el arbitraje como “riesgo moderado”, y está estudiando nuevas acciones.

Acaba de perder el segundo de los cinco laudos parciales que se emitirán. Una de esas actuaciones es impugnar este último ante los tribunales de Singapur.

La cuestión viene desde 2015. Entonces, Addax Petroleum y Sinopec iniciaron un procedimiento arbitral contra Talisman Energy Inc (actualmente ROGCI) y Talisman Colombia Holdco Limited (TCHL). Venía a cuenta de la compra de las primeras, en 2012, del 49% de Talisman Energy UK Limited (TESEUK) al grupo Talisman de Canadá.

Addax y Sinopec reclamaban alrededor de 5.500 millones de dólares correspondientes, según estas compañías, al importe de su inversión inicial en TSEUK, antes de que Repsol adquiriera Talisman.

A final de noviembre de 2017, la petrolera española inició otro arbitraje contra China Petroleum y TipTo Luxembourg. Exige una indemnización por los perjuicios que se puedan derivar de cualquier decisión en su contra en el arbitraje citado. Además por otros daños que aún no ha cuantificado.

Repsol argumenta mal comportamiento por parte de aquellas a lo largo de los meses anteriores a la adquisición de Talisman.

La petrolera española ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que el tribunal arbitral emitió un primer laudo parcial en 2017 en el que rechazaba las pretensiones de Addax y Sinopec. Estas se basaban en el incumplimiento de las garantías contractuales.

El tribunal también decidió la división del procedimiento en dos fases. Por un lado, que decidiría primero sobre la responsabilidad. Por otro, que adoptaría una decisión acerca de las cuantías de las resposnabilidades que se determinaran.

El Arbitral dice que Sinopec tiene razón

Ya en 2020, el Tribunal Arbitral ha emitido un segundo laudo parcial correspondiente a la fase de responsabilidad. Decide que ROGCI y TCHL son responsables ante Addax y Sinopec. Repsol considera, según el asesoramiento externo, que las reclamaciones carecen de fundamento.

Posterior a todo ello, se deberán iniciar nuevos procedimientos para fijar las cuantías, pero aún no se han establecido las fechas. Hay muchas probabilidades de que se incluyan nuevos plazos para nuevas alegaciones, pruebas e intervención de expertos.

Por tanto, puede que la fase de cuantías, si no hay impugnaciones de por medio, no se resuelva antes del primer trimestre de 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.