Reforma laboral: se mantendrá “la integridad” del texto, según el Gobierno

Reforma laboral: se mantendrá “la integridad” del texto, según el Gobierno

El Gobierno se muestra dispuesto a escuchar a los socios que lo sostienen respecto a lo que quieran decir acerca de la reforma laboral.

Sin embargo, lo hará “sin renunciar a esta aspiración de mantener la integridad del pacto social” unánime del Ejecutivo, los sindicatos y los empresarios.

Así se ha manifestado Joaquín Pérez Rey, secretario de Estado de Empleo y Economía Social, en una entrevista en Al Rojo Vivo de laSexta.

Señaló que “la aspiración nuestra es que el texto que ha resultado del diálogo social y que constituye la foto de un acuerdo entre empresarios, trabajadores y Gobierno se mantenga en el Parlamento”.

Con todo, admitió que las fuerzas políticas “tienen que expresar sus opiniones al respecto”. Por tanto, se compromete a mantener “estrechos contactos para garantizar el apoyo a una reforma laboral que es decisiva para los trabajadores”.

En ese sentido, Pérez Rey apuntó que el Gobierno confía en obtener el “mayor nivel de consenso posible” en el Congreso. Sin embargo, en estos momentos no se tienen los apoyos suficientes para con seguir luz verde de la Cámara Baja.

En todo caso, indicó, “trabajaremos mucho, intensamente. Escucharemos a nuestros socios, a los que sostienen al Gobierno, y con mucha atención”.

“Negociaremos todo lo que haga falta para garantizar el apoyo a una reforma que, sobre todo, es muy beneficiosa para los trabajadores”, concluyó.

Por su parte, Félix Bolaños, ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, también ha hablado sobre la reforma laboral.

El PP ya ha anunciado que votará contra la reforma laboral

Tras conocer que el PP votará en contra de la norma consensuada unánimemente con los agentes sociales, apuntó que “no tiene por qué tramitarse como proyecto de ley”.

En ese sentido, precisó, “la convalidación se puede votar a favor del texto y así convalidar la vigencia que la reforma laboral ya tiene”.

Explicó en una entrevista en RNE que el Ejecutivo no quiere modificaciones porque “se trata de un acuerdo entre empresarios y sindicatos”.

“Tiene equilibrios. Es lo que hace singular a esta norma. No es un proyecto de ley del Gobierno, es un proyecto de ley que deriva de un acuerdo entre empresarios y sindicatos”, remarcó.

Así, el plazo para que se convalide la reforma laboral es hasta el 7 de febrero, por lo que, dijo “queda tiempo”.

Asimismo, subrayó que es “absolutamente de sentido común” que el Congreso la apruebe. Porque, insistió, es “un acuerdo social con la importancia que tiene esto entre los empresarios y los sindicatos”.

A su vez, en línea con lo manifestado por Yolanda Díaz, ministra de Trabajo y Economía Social, advirtió de que, si alguien vota en contra “tendrá que explicarlo bien a sus votantes”. De hacerlo, estará votando a favor de seguir “el marco laboral del PP”, zanjó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.