Recortan las raciones de comida de 130.000 refugiados en Ruanda

No hay suficientes fondos.
Según informa la Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, y el Programa Mundial de Alimentos, PMA, las raciones de comida para los refugiados de Burundi y el Congo en Ruanda han tenido que ser recortadas en un 25% porque los fondos de la ayuda internacional no han llegado. Estas raciones, que proporcionan 2.100 calorías por persona, el mínimo de una vida sana, tuvieron que ser recortadas ya en noviembre y diciembre al 90% y ahora al 75%
Según ha dicho Jean Pierre de Margerie, director del PMA en Ruanda, “agradecemos a los donantes su continua generosidad y apoyo, y les instamos a que sigan financiando la asistencia humanitaria para que podamos brindarles a los refugiados la asistencia de la que dependen”. Para prestar está ayuda se necesitan alrededor de 2,5 millones de dólares al mes y, para continuarla totalmente en los próximos seis meses, otros 11 millones más. En caso de no poder disponer de los fondos necesarios, habrá que reducir el dinero en efectivo que se entrega a algunos refugiados, 7.600 francos ruandeses para comprar alimentos en los mercados locales, y la cantidad de alimentos que se entrega a otros, 16,95 kg a cada uno mensualmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.