Rajoy podrá sentarse en el banquillo por espiar presuntamente a Bárcenas

Rajoy podrá sentarse en el banquillo por espiar presuntamente a Bárcenas

Las ramificaciones del caso Kitchen podrían llegar hasta Mariano Rajoy, ex presidente del Gobierno, quien podría, al menos, ser citado a declarar. En eso se basa la estrategia de defensa de Francisco Martínez, secretario de Estado de Seguridad cuando Jorge Fernández Díaz era ministro de Interior.

Así se revela en una conversación, del 19 de setiembre de 2019, que Martínez mantuvo con Eugenio Pino, segundo de la Policía durante su mandato.

“Te garantizo que si yo tengo que declarar (…) también irán JFP (y probablemente MR)”, afirmó entonces. Se deduce que JFR es Fernández Díaz y MR, Rajoy.

Pues bien. Parece que esa estrategia está surtiendo su efecto. La Fiscalía Anticorrupción lo cita en el informe en que pide la imputación de María Dolores de Cospedal, ex secretaria general del PP, y del ex ministro. Ya el propio Luis Bárcenas, ex tesorero de la formación conservadora, señaló a Cospedal en una de sus declaraciones ante el juez instructor del caso.

A ambos se les acusa de unos supuestos delitos de prevaricación, descubrimiento y revelación de secretos y malversación de caudales públicos. Pero no sólo a ellos, sino también a Ignacio López del Hierro, marido de la ex secretaria general popular.

Según Anticorrupción fue éste quien advirtió al ex comisario José Manuel Villarejo acerca de las investigaciones abiertas en el caso Gürtel y Brugal.

La operación Kitchen investiga el supuesto espionaje a Bárcenas y el “dispositivo parapolicial” para sustraer al ex tesorero información comprometedora para el PP. Las labores de espionaje las habría realizado Sergio Ríos, chófer de Bárcenas. Se le pagaron 2.000 euros mensuales y se le premió entrando en la Policía.

Al final de la “escala” estaría Rajoy

Ese dinero habría salido de fondos reservados y eso fue posible por las “disfunciones e irregularidades en la gestión y el control” de las partidas. Esto permitió “su utilización ilícita, propiciando tanto la financiación de una operación policial intrínsecamente ilegal, como el enriquecimiento personal de altos mandos policiales”, según la Fiscalía.

Martínez, que declaró el pasado 22 de enero, sostiene que se defenderá con todo lo que esté a su alcance. “La pieza seguirá creciendo porque llamarán a Jorge”, insiste. Defiende que todo pasaba por que la “escala” no acabara en él.

Todo apunta a que el ex secretario de Estado de Seguridad seguirá levantando alfombras, implicando a Fernández Díaz, a Cospedal e incluso a Rajoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.