Rajoy amenaza con acabar una legislatura de cuatro años

Habló también de los hackers rusos, la cuestión de Cataluña y el 21 de diciembre.
En una entrevista con Carlos Herrera en COPE, Rajoy ha mostrado su interés y determinación porque la legislatura dure cuatro años con él de Presidente del Gobierno. A lo largo del encuentro con el periodista, Mariano Rajoy manifestó que la aplicación del artículo 155 ha “servido para recuperar la normalidad” y confía en que después de las elecciones del 21 de diciembre pueda suspenderse. Según sus palabras, es una medida “excepcional y debe aplicarse durante poco tiempo”, a la vez que hacía un llamamiento a la participación masiva en las elecciones autonómicas convocadas para el 21 de diciembre, avanzando que sea cual sea el resultado, su intención es terminar la legislatura, así como que es partidario de presentarse a la reelección. “Yo me encuentro bien, es importante saber también lo que piensa mi partido, pero creo que estoy en un buen momento de mi vida”.
Respecto a Puigdemont, ha calificado las actuaciones del ex president como una “campaña puramente victimista”, afirmando, también, que su situación en Bruselas no es ningún tipo de exilio, reconociendo no saber muy bien si eso “le va a dar crédito por ser victimista o si la gente va a pensar que ya está bien de tonterías”.

Preocupación por la situación económica
Para Rajoy, la vuelta a la normalidad después del 21 de diciembre “sería magnífico para la economía”, cree que aumentaría la previsión del PIB entre cinco y siete décimas, “y eso son muchos puestos de trabajo”, afirmó. “Me gustaría que las empresas volvieran cuando haya normalidad, igual que me gustaría que todo el mundo comprara productos catalanes. Si no, el empresariado catalán sufre dos veces. Vamos a apostar todos por la sensatez y la normalidad”, calificando, además, como “otra de las grandes estafas y mentiras del proceso”, en referencia al discurso de los independentistas de que el procés no afectaría a la economía.
Por otro lado, en referencia a la aplicación del artículo 155, admite que no haberlo aplicado antes porque no contaba con el apoyo de otras formaciones: “Ni el PSOE ni Ciudadanos querían la aplicación del 155 hasta las últimas fechas y era importante que esta decisión no la tomara solo el PP en el Senado”, destacando que “cuando la lealtad institucional se rompe, llegamos a esta situación. Si el Gobierno de Cataluña hubiera actuado lealmente nos hubiéramos ahorrado estos problemas”. Aseguró que todos los políticos catalanes podrán presentarse a los comicios puesto que no están inhabilitados: “Todas las personas que están en prisión pueden presentarse porque no están inhabilitados. Sería absurdo que una persona que estuviera en prisión se le hiciera conseller porque no podría ejercer su función, pero inhabilitados no están”.

El referéndum del 1 de octubre
También habló del referéndum y el papel del CNI y los Servicios de Inteligencia, a los que agradeció su labor a la que califica de “encomiable”, aún reconociendo que “no siempre se hacen las cosas bien al 100%”. “Lo que hicieron es poner de su parte todo aquello que era necesario para que las cosas funcionan razonablemente”, defendiendo, así, el trabajo realizado: “Hicieron una labor importante, y es verdad que no pudieron hacerse con las urnas. Habían parado algunos contratos y concursos, pero es verdad que no siempre se hacen las cosas bien al 100%, aunque es cierto que el esfuerzo que hicieron fue encomiable y yo les estoy muy agradecido”.
En referencia a la intervención de hackers rusos a la hora de organizar el referéndum, afirma que hubo una “gran avalancha perfectamente organizada utilizando robots para lanzar noticias falsas contra España y que se me hubieran en la red”, añadiendo que supieron que el 55% de esos perfiles falsos estaban en Rusia y el 30% en Venezuela. “Es evidente que hay algunos a los que les interesa que no nos vaya bien en Europa”, recordando otros episodios sucedidos como en el caso del Brexit.
Finalmente, y en respuesta a las declaraciones de José María Aznar, que aseguró que si las cosas siguen igual después del 21 de diciembre “estaremos peor”, Rajoy asegura que “ya estamos mejor”. “Por lo pronto esto ya ha servido para que todos los españoles sepan que el Estado se puede defender”, afirmando, posteriormente, que una nueva mayoría independentista después de los comicios autonómicos no desestabilizar han al Ejecutivo ni provocarán un adelanto de las elecciones generales. “Una victoria de los independentistas no daría por terminada la legislatura”. Insistió en que “las legislaturas deben durar cuatro años para transmitir normalidad y seguridad”. “Si está en mis manos, esta legislatura durará cuatro años”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.